Reduciría ganadería emisiones de gases con mejores prácticas: FAO

Las emisiones de gases de efecto invernadero del sector ganadero podrían reducirse hasta en un 30 por ciento gracias a un uso más extendido de mejores prácticas y tecnologías, reveló hoy un estudio de la FAO.

El informe de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) representa la estimación más completa realizada hasta la fecha de la contribución de la ganadería al calentamiento global.

En un comunicado precisó que el reporte titulado "Hacer frente al cambio climático a través de la ganadería: una evaluación global de las emisiones y las oportunidades de mitigación" también se refiere al potencial del sector para ayudar a paliar el problema.

Dijo que en total, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociadas a las cadenas productivas de la ganadería ascienden a 7.1 gigatoneladas (Gt) de dióxido de carbono equivalente (CO2eq) por año, lo que supone el 14.5 por ciento de todas las emisiones de GEI de origen humano.

Recordó que las principales fuentes de emisión son: la producción y procesamiento de alimentos (45 por ciento del total), las emisiones de GEI durante la digestión de las vacas (39 por ciento).

Así como la descomposición del estiércol (10 por ciento), y el resto se debe al procesado y el transporte de productos de origen animal.

Para realizar estos cálculos, la FAO realizó un análisis detallado de las emisiones de GEI en múltiples etapas de diversas cadenas productivas pecuarias.

Entre ellas estuvieron la producción y transporte de piensos para animales, el uso de energía en las explotaciones agropecuarias, las emisiones procedentes de la digestión animal.

Además de la descomposición del estiércol y el transporte, refrigeración y envasado de productos de origen animal posteriores al sacrificio.

Según el informe, los productores pecuarios tienen a su alcance reducir de forma significativa las mismas.

Dijo que mejores prácticas y tecnologías en la alimentación, sanidad y cría del ganado y de la gestión del estiércol, así como un mayor uso de las tecnologías poco utilizadas actualmente -como generadores de biogás y dispositivos de ahorro de energía-, ayudaría al sector ganadero a reducir su producción de gases.

"Estos nuevos hallazgos demuestran que hay un gran potencial para mejorar el comportamiento ambiental del sector, y nos hacen darnos cuenta que ese potencial está realmente a nuestro alcance", aseguró Ren Wang, subdirector general de la FAO al frente del departamento de Agricultura y Protección del Consumidor.

"Estas mejoras de la eficiencia se puede lograr mediante mejores prácticas, y no requieren cambios en los sistemas de producción. Pero necesitamos voluntad política, mejores políticas y lo más importante, la acción conjunta", subrayó Wang.