México está entre países que más filmes enviaron a Festival de Huelva

México, Brasil, Argentina y España son los países que más producciones audiovisuales presentaron para participar en la 39 edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

La organización del certamen cinematográfico dio a conocer que para la siguiente edición, que tendrá lugar entre el 16 y 23 de noviembre próximo, recibió las inscripciones de un total de 742 producciones audiovisuales.

"Esta cifra viene a confirmar la tendencia de los últimos años del certamen, batiendo un nuevo récord en el número de cintas inscritas en la anterior edición, con 648 (de las que se proyectaron 69 en 133 pases), y reafirmando también el interés de la cinematografía iberoamericana por estar presente en la muestra", sostuvo.

Resaltó que Argentina repitió a la cabeza del listado de países con más largometrajes inscritos, con 62. Le siguen España, con 31 títulos; y Brasil y México, con 24 cada uno.

No obstante, como viene siendo habitual, las producciones con sello nacional encabezan el apartado dedicado a los cortometrajes, con 250. Brasil y México son los siguientes en la nómina con 55 y 54 cintas presentadas respectivamente.

Las mismas nacionalidades son también las mayoritarias en lo que respecta a la presentación de documentales. España es el país que ha registrado más producciones, con 39. Le siguen a los títulos españoles los registrados por Brasil, con 14; y las 13 procedentes de Argentina.

A partir de ahora, de los 742 trabajos remitidos a la organización, el Departamento de Programación se encargará de seleccionar los títulos que concurrirán en la Sección Oficial a Concurso, tanto en la modalidad de largometrajes -optando al Colón de Oro, máximo galardón del certamen- como en la de cortometrajes y distintas secciones paralelas.

El director del Festival, Eduardo Trías, sostuvo que "es una satisfacción comprobar cómo aumenta el número de producciones en cada edición, hecho que se corresponde además con la enorme creatividad y talento que viene caracterizando a la industria audiovisual iberoamericana".

No obstante, resaltó "la enorme dificultad de establecer cualquier proceso de selección teniendo en cuenta el trabajo, al esfuerzo y la ilusión que hay detrás de cada proyecto que recibimos".