Confirma tribunal de apelaciones sentencia contra Charles Taylor

La Sala de Apelaciones del Tribunal Especial de Naciones Unidas para Sierra Leona confirmó hoy la condena a 50 años de cárcel contra Charles Taylor, expresidente de Liberia, por crímenes contra la humanidad entre 1991 y 2002.

En un caso que había sido elegido como un hito para los derechos humanos, los jueces dictaminaron que la sentencia había sido "justa y razonable", rechazando una apelación de la Fiscalía que pedía una pena de 80 años.

Taylor fue declarado culpable en abril de 2012 de 11 cargos relacionados a crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en relación con su participación en las atrocidades cometidas en Sierra Leona durante la guerra civil en la década de 1990 .

Se le acusó de fomentar la brutalidad generalizada que incluyó el asesinato, la violación, el uso de niños soldados, la mutilación de miles de civiles y la extracción de diamantes para pagar las armas y municiones.

En mayo de 2012 fue condenado a 50 años de prisión, el primer ex jefe de Estado condenado por un tribunal internacional desde los juicios de Nuremberg en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial.

La defensa apeló el veredicto y la sentencia con el argumento de que el Tribunal Especial para Sierra Leona había cometido "errores sistemáticos en la evaluación de las pruebas y en la aplicación de la ley".

Durante las semanas de testimonios en la sede del tribunal en la Haya, Países Bajos, Taylor afirmó que había oído hablar de las atrocidades cometidas en Sierra Leona , pero que él "nunca jamás" las había permitido.

Si la sentencia es confirmada o extendida significará que Taylor, de 65 años, pase el resto de su vida en prisión.

Taylor, presidente de Liberia entre 1997 a 2003, fue condenado en 2012 por haber "ayudado y alentado" una campaña de terror en su intervención en Sierra Leona durante la guerra civil que entre 1991 y 2001 causó la muerte de 120 mil personas en ese país.