Siguen sin clases alumnos de Ocampo, Tamaulipas por afectaciones

A 10 días del impacto de "Ingrid" en Tamaulipas, las clases en el municipio de Ocampo continúan paralizadas a causa de los daños causados por la tormenta, además que en otras operan como albergues para unas 800 familias.

De acuerdo con el alcalde de Ocampo, Abraham Pineda Díaz, son unos mil 500 los alumnos quienes no han recibo clases por las condiciones de emergencia en las que viven; muchos perdieron sus uniformes, libros y útiles, además de que un plantel resultó muy afectado por las inundaciones.

Agregó que las otras dos escuelas que funcionan en Ocampo fueron habilitados como albergues que dieron cabida a unas 800 familias que estuvieron en riesgo.

Detalló que la infraestructura de la escuela primaria "Cuauhtémoc", que atiende a 500 niños, resultó muy dañada por las inundaciones que provocó Ingrid.

En ese sentido indicó que el equipo de cómputo y material didáctico "sigue bajo lodo y agua, por eso se suspendieron las clases en esa institución".

Pineda Díaz expuso que personal del ayuntamiento y del gobierno estatal realizan labores de limpieza y están cuantificando los daños para contar con datos más reales y precisos. Del mismo modo, todavía hay siete comunidades incomunicadas por las crecidas de los ríos.

"Lo más preocupante es la incomunicación entre el poblado López Mateos y la cabecera municipal, ya que el rompimiento de la carretera está obligando a desviarse.

"Para entrar al Mante, tenemos que irnos por el Naranjo, San Luis Potosí, y para entrar a Victoria tenemos que irnos por la región de Tula y Jaumave", dijo.

También confirmó que hasta el momento, más de dos mil viviendas en la cabecera municipal tienen alguna afectación en su infraestructura, sin embargo, las secretarías de Desarrollo Social estatal y federal están haciendo un censo para ver la magnitud del problema y ver la forma en que serán apoyadas familias afectadas.