Apegada a ley propaganda del PAN en comicios de Puebla: TEPJF

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó una resolución del Instituto Federal Electoral (IFE), en el sentido de que el Partido Acción Nacional (PAN) no utilizó de manera indebida espacios que le fueron asignados para el periodo de precampañas en Puebla.

En sesión pública, los magistrados ratificaron por mayoría de votos la resolución del IFE que declaró infundado el procedimiento especial sancionador instaurado contra el blanquiazul, por el supuesto uso indebido de sus prerrogativas de acceso a radio y televisión durante el proceso electoral local realizado este año en la entidad poblana.

Al hacer uso de la palabra, el magistrado Manuel González Oropeza, quien votó en contra del proyecto, consideró que el PAN promocionó a compañías con dinero público, lo cual no está permitido.

"Un discurso político con los logros económicos de unas empresas nos lleva a un terreno de gran confusión y de mucho peligro, puesto que puede verse tergiversado con los derechos de las empresas para promover sus productos", aseveró.

Al defender su proyecto de sentencia el magistrado ponente, Pedro Esteban Penagos, indicó que los promocionales no tuvieron la finalidad de promover a las empresas, sino de dar a conocer de manera fehaciente los logros de un gobierno emanado de las filas del blanquiazul, lo cual es permisible para los partidos políticos.

El hecho de que en los anuncios aparezcan los logotipos de las armadoras tiene como fin poner de manifiesto que la llegada de inversiones al estado ha permitido la generación de empleos en el rubro automotriz, argumentó el colegiado.

Para el magistrado Constancio Carrasco Daza con esa acción el partido político está comunicando a la ciudadanía las acciones de una gestión gubernamental con respecto a la inversión en materia automotriz, lo cual refrenda las políticas públicas de las administraciones emanadas de ese instituto político.

Manifestó que los promocionales no tendrían lógica si solamente se hiciera referencia a las inversiones, sin especificar en qué áreas se realizaron.

En su oportunidad el magistrado presidente, José Alejandro Luna Ramos, indicó que el PAN sí realizó una acción enfocada a promover los logros de un gobierno emanado de sus filas, y no promovió las ventas de un auto, por lo que opinó que los partidos políticos tienen derecho a realizar este tipo de promociones, lo cual está amparado por la ley.

En ese mismo tenor, la magistrada María del Carmen Alanis Figueroa expresó que esa fuerza política no rebasó la esfera de la racionalidad.

"No encuentro yo en estos promocionales el beneficio que pudiera obtener violando la ley, o apartándose del modelo de medios de comunicación, ya sean las empresas mercantiles o el partido y el candidato, o el gobierno extraído de las filas de Acción Nacional", expuso.

En opinión del magistrado Flavio Galván Rivera, la impugnación formulada en contra del contenido de los promocionales no fue hecha de manera adecuada, pues no queda claro si se denuncia el hecho de disponer del tiempo asignado al partido para la promoción de empresas privadas.

O bien si el beneficio que obtuvo el partido al citar los nombres de las empresas, o por la aportación que esas armadoras habrían hecho a una campaña específica. Indicó que del contenido de los promocionales sólo se advierte la finalidad de atraer adeptos.

En otro punto, la Sala Superior ordenó al Tribunal Electoral del estado de Guanajuato reponer el procedimiento especial sancionador instaurado contra el PAN, por la conducta observada en uno de sus invitados al interrumpir el debate entre los candidatos a gobernadores de esa entidad, que se llevó a cabo el 3 de junio de 2012.

En la sentencia aprobada por unanimidad se ordenó al Tribunal Electoral local notificar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) el inicio de dicho procedimiento para que, en su carácter de denunciante primigenio, manifieste lo que a su derecho convenga y ofrezca las pruebas que considere pertinentes.