Revelarán FARC detalles de negociaciones en la Habana

El jefe máximo de las rebeldes FARC, Timoleón Jiménez alias "Timochenko", anunció hoy que la guerrilla presentará un informe sobre el estado de las negociaciones que mantiene con el gobierno colombiano en La Habana.

En un comunicado difundido en la página de internet del grupo rebelde, Jiménez dijo que la decisión de presentar el informe al pueblo colombiano es una respuesta al discurso del presidente Juan Manuel Santos ante la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

Para el líder insurgente, el mandatario colombiano realiza una ofensiva mediática internacional en la que acusa a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como único responsable del conflicto armado de más de cuatro décadas.

"Todavía a estas alturas, tres años después de fracasar con su Espada de Honor y su Prosperidad Democrática, y pese a sus manifestaciones de encontrar una salida política, Santos, alucinado, confía en doblegarnos con gruñidos", criticó el jefe rebelde al mandatario.

Subrayó que los jefes de las FARC "estamos muy viejos para eso. La clave está en consensuar, en cambiar para bien esa actitud arrogante y mezquina".

"Con el exclusivo propósito de que el país y el mundo conozcan en verdad lo que ocurre, he decidido autorizar a nuestros voceros en La Habana la elaboración de un informe al pueblo colombiano", enfatizó.

Para Jiménez, el grupo insurgente tiene "una gran responsabilidad ante él (el pueblo), y tanta retórica hace daño", y reiteró "que las decisiones, los acuerdos, han de ser el producto del consenso."

"No puede pretenderse estar sentado en una mesa de conversaciones, y que sólo lo que una de las partes sostenga merezca atención", anotó.

Agregó: "si como lo predica repetidamente Santos, se conversa con el enemigo; si la paz consiste en tender puentes entre contrarios, los modelos económico y de democracia, verdaderas causas de la confrontación social y armada, necesariamente deben ser modificados".

El gobierno y las FARC negocian desde noviembre de 2012 en La Habana una solución política al conflicto interno, que ha dejado más de 220 mil muertos desde la mitad del siglo pasado.

Los voceros del gobierno no han reaccionado a la decisión de las FARC de revelar detalles de la negociación, información que se acordó fuera reservada y que cualquier reporte público de los acuerdos fuera consensuada entre las partes.