Contempla Chávez jr. peleas contra "Canelo", Martínez y Ward

El mexicano Julio César Chávez jr. se mostró confiado en vencer este sábado al texano Bryan Vera en peso supermedio y declaró que bajaría una división para peleas contra Saúl "Canelo" Alvarez y Sergio Martínez.

Chávez Carrasco (46-1-1, 32 nocauts) reaparecerá este sábado 28 contra "Warrior" Vera (23-6, 14 KO´s), después de un año de inactividad, en la pelea estelar a 10 rounds en el StubHub Center del suburbio de Carson, California.

"Me siento muy fuerte en supermedio para seguir mi carrera y desafiar a Sakio Bika por el cinturón mundial del CMB en las 168 libras y también enfrentar a Andre Ward o a Carl Froch, quiero ser el mejor del mundo en este peso", comentó.

El hijo del legendario JC regresará al boxeo tras un año en receso tras perder por decisión la corona mediana del Consejo Mundila de Boxeo (CMB) ante el argentino Sergio "Maravilla" Martínez, en septiembre pasado en Las Vegas, Nevada.

Chávez jr. había hecho previamente tres exitosas defensas de su campeonato mundial, derrotando a su compatriota Marco Antonio "Veneno" Rubio por puntos y sendos nocauts contra el estadounidense Peter Manfredo Jr. y el irlandés Andy Lee.

También, ésta será la primera pelea de Chávez jr. en el sur de California desde el 4 de junio de 2011, cuando conquistó el campeonato mediano del CMB, al derrotar al entonces monarca invicto, el alemán Sebastian Zbik.

"Me sacrifiqué demasiado y exigí a mi cuerpo en peso medio y regresaría a esta división solamente para la revancha ante Martínez, o bien pelear ante "Canelo" Alvarez, en una pelea que sería un éxito económico", comentó.

Del revés que sufrió el jalisciense ante Floyd Mayweather jr. indicó que la experiencia y el mejor boxeo del estadounidense se impusieron, "y creo que esas dos libras que le quitaron al Canelo del límite superwelter lo afectaron, no tuvo piernas".

Descartó el sinaloense una revancha contra "Veneno" Rubio, "no me interesa pelear con él, porque a la gente no le interesa y porque ya le gané".

En relación con su pelea sabatina ante Bryan Vera, confirmó que será en 173 libras, "no es de campeonato y se puede dar en 168, 170, no tiene que ser un peso específico. Regreso después de un año y no quiero exprimir mi cuerpo".

"A Vera muchos lo menosprecian, pero es un peleador que siempre viene a pelear, ha dado pelea a todos, por algo es el número uno de la OMB y seis del CMB, no lo agarró acabado, lo enfrentó en su mejor momento, pero aun así creo que yo soy mejor peleador que él, más fuerte y le voy a ganar", pronosticó.

El junior tendrá a su legendario progenitor en su esquina, "es una bendición de Dios, así lo veo porque, después de todo lo que he vivido con mi derrota y el positivo de marihuana, lo tomo como una bendición de Dios y eso me motiva más".

El junior se mostró contento de que será papá a fines de año, "mi hija se llamará Julia Sofía".

El ex campeón del mundo está enterado de los problemas de salud de José Sulaimán, presidente del CMB y al respecto dijo que "espero que se recupere y cuenta con todo mi apoyo y de mi familia. Siempre nos ha apoyado y estamos con él".

"Julito" también piensa ayudar a la gente en desgracia de la ciudad Culiacán por los desastres naturales, "queremos donar comida, despensas a esa gente que lo necesita ahora, yo estuve ahí, soy de Culiacán, mi familia es de ahí, y veremos con cuánto ayudaremos después de mi pelea", finalizó.