Mejorará Cuba aspectos en futura Ley de Inversiones

Cuba ofrecerá mejores atractivos en su futura ley de inversiones extranjeras, según se desprende de las normas jurídicas sobre la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), oeste de La Habana, publicadas en la Gaceta Oficial.

Las normas, que entrarán en vigor el 1 de noviembre, fijan el porcentaje de contribución al Fondo de Desarrollo para mantener la Oficina de la Zona y el procedimiento para el pago del suministro de fuerza de trabajo y el salario a los trabajadores.

Asimismo, las regulaciones para la realización del proceso de evaluación de impacto ambiental, migratorio y de orden interior; para la prestación de servicios de intermediación financiera y el tratamiento especial aduanero.

En síntesis las políticas tributarias y aduaneras establecen la exención del impuesto a la fuerza de trabajo, a las utilidades por 10 años y a los de aduana para bienes importados para el proceso inversionista.

También para la venta o servicios durante los primeros 12 meses de operaciones, de acuerdo con el texto oficial.

Según las resoluciones publicadas en la Gaceta, transcurridos los 10 años estipulados se aplicarán impuestos del 12 por ciento sobre las utilidades y a los 12 meses el tipo impositivo para las ventas o servicios será del uno por ciento.

Los planificadores cubanos esperan que la ZEDM incremente infraestructuras y genere exportaciones, fuentes de empleo, financiamiento, transferencias tecnológicas, y estimule el establecimiento de empresas nacionales y foráneas.

Las obras de ampliación del puerto del Mariel, que se prevé tenga un área de 465 kilómetros cuadrados, son la más importante inversión que se desarrolla actualmente en la isla caribeña donde en los últimos años declinaron las inversiones extranjeras.

De acuerdo con los más recientes datos divulgados aquí, han demandado hasta ahora una inversión de 957 millones de dólares, de los cuales unos 682 millones de dólares han sido financiados mediante un crédito de Brasil.

El ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, dijo en Beijing a potenciales inversionistas que en la zona del Mariel, concebida como un parque industrial, el capital extranjero tendrá "mejores condiciones que en el resto del país".

En este sentido, los inversionistas foráneos establecidos en la ZEDM podrán transferir sus fondos o utilidades netas al exterior sin pagar impuestos o gravámenes, así como "repatriar" su capital.

La ZEDM es parte de una serie de reformas del Gobierno del presidente Raúl Castro que buscan reactivar la debilitada economía cubana y "actualizar" el agotado modelo socialista de corte soviético.