Condena CIDH asesinato de activista Nelson Giraldo en Colombia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy el asesinato en Colombia del activista humanitario Nelson Giraldo, líder del Movimiento Ríos Vivos Antioquia.

La CIDH urgió al Estado de Colombia a investigar este crimen, esclarecerlo judicialmente y sancionar a los responsables materiales e intelectuales.

Giraldo era líder del movimiento integrado por personas que aseguran haber sido afectadas por el proyecto hidroeléctrico Hidroituango.

El cuerpo del activista fue encontrado degollado y con impactos de bala en el Cañón del río Cauca, en Ituango, el 17 de septiembre de 2013, de acuerdo con información recibida por la CIDH.

Giraldo era portavoz de unas 50 personas que se encuentran refugiadas en la Universidad de Antioquia, debido a que alegan haber recibido amenazas a raíz de su rechazo a la construcción de la hidroeléctrica.

El asesinato se produjo después del fallo emitido el 9 de septiembre de 2013 por la Sala Laboral del Tribunal Superior de Medellín, el cual ordenó que en seis días se resolvieran las medidas de protección colectivas solicitadas por amenazas a la integridad física.

"La CIDH recuerda que es obligación del Estado investigar de oficio hechos como el asesinato de Nelson Giraldo y sancionar a los responsables", señaló la institución.

Asimismo instó al Estado de Colombia a adoptar en "forma inmediata y urgente" todas las medidas necesarias a fin de garantizar el derecho la seguridad de todos los defensores desarrollando tareas relacionadas con el impacto que podría tener la construcción de la hidroeléctrica.