Disminuye emergencia por crecida del río Aguanaval

La avenida extraordinaria del río Aguanaval se encuentra prácticamente en su fase final, sin que haya provocado inundaciones ni desgracias personales, informó el director General del Organismo de Cuenca Cuencas Centrales del Norte (OCCCN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Armando García Triana.

No obstante, contina la vigilancia del paso de agua hacia La Laguna de Viesca y se coordina con Protección Civil y el municipio con el reforzamiento de medidas preventivas en las zonas que pudieran considerarse vulnerables o de cierto riesgo como las poblaciones de Margaritas, Bilbao, Saucillo y Venustiano Carranza.

Destacó que a gracias a la coordinación de los tres niveles de gobierno, los sistemas de protección civil y la Secretaría de la Defensa Nacional y el trabajo preventivo, se logró que no hubiera muertes que lamentar.

García Triana comentó que tras un balance de la creciente impetuosa del río Aguanaval por los remanentes del huracán Manuel, se concluye que ésta ha sido una de las más importantes de los últimos años al alcanzar un caudal de 760 metros cúbicos por segundo (m3/s) en el cuadro bajo de Matamoros.

Mencionó que el volumen de agua que ha transitado desde la cuenca alta hasta La Laguna de Viesca por el río Aguanaval, a la fecha, asciende a los 160 millones de metros cúbicos (Mm3).

Agregó además que autoridades del ejido de Emiliano Zapata, municipio de Viesca, Coahuila, realizaron una reunión de coordinación con el fin de revisar la condición de emergencia para la población cercana al cauce del Aguanaval, el cual han disminuido por lo que es seguro para las familias volver a sus hogares.

Finalmente, García Triana indicó que como una medida de prevención, la dependencia revisará la calidad del agua del sistema que abastece a la población de Venustiano Carranza y, en caso de ser necesario, se pondrán en operación las plantas potabilizadoras y pipas del Centro Regional de Atención a Emergencias.