Aprueban en Nicaragua mediación en casos de violencia contra mujeres

El oficialismo y la oposición en Nicaragua, a excepción de cuatro diputados, aprobaron hoy una reforma a la ley sobre la violencia contra las mujeres, que incluye la polémica figura de mediación para casos de menor gravedad.

El presidente de la Asamblea Nacional, el legislador por el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), René Núñez, anunció la aprobación con 83 votos a favor, cuatro en contra y un presente que no ejerció su derecho.

Los diputados del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), Enrique Sáenz y Víctor Tinoco, y los liberales Wilfredo Navarro y Jorge Castillo, votaron en contra de la iniciativa.

Ignorando los reclamos de activistas en favor de las mujeres, la Corte Suprema de Justicia elaboró el proyecto que introdujo la mediación entre la víctima y su agresor para "salvaguardar los intereses de la unión familiar".

El diputado Víctor Tinoco advirtió a sus colegas legisladores la gravedad de la situación de las mujeres en el mundo y el aumento de los asesinatos "una forma extrema de violencia de género".

De cada tres mujeres asesinadas, dos lo son por el hecho de ser mujeres, de acuerdo con estadísticas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

"La violencia contra la mujer se acepta social y culturalmente" en América Latina, lamentó Tinoco.

"Admitir la mediación en casos de violencia, golpes, patadas, amenazas de muerte, pone en peligro la vida de las mujeres que acuden a la autoridad buscando protección y justicia", sentenció.

Por su parte, el diputado por el Partido Liberal Independiente (PLI) Santiago Aburto, "celebró" la reforma, porque "esta ley es un arma super poderosa que aprovechan las mujeres inescrupulosas y que ha desabaratado un sinnúmero de familias".

El jefe de la bancada del FSLN, Edwin Castro, dijo se trata de un acto "voluntario" y sólo puede ser ejercido una vez. "No estamos cambiando el espíritu de la ley".

La enmienda es "atinada y correcta", porque "estamos fortaleciendo la lucha integral contra la violencia", agregó.

La legisladora liberal Corina Leiva explicó que el trámite judicial será aceptado "por libre y espontánea voluntad y libre de presión o intimidación".

La mediación se aplicará en los delitos de aborto imprudente, acoso sexual, sustracción de menores o incapaces y, violencia doméstica si provoca lesiones leves.

En lo que va del año, 63 mujeres han sido asesinadas por sus compañeros o ex parejas, según ha denunciado la Red de Mujeres contra la Violencia.