Expresa CNTE rechazo a lo que considera presiones laborales

Dirigentes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE) afirmaron que defenderán política y pedagógicamente a sus compañeros ante cualquier intento de sanción de las autoridades de Oaxaca por no iniciar el ciclo escolar.

En entrevista, el secretario general de dicha sección, Rubén Núñez, y Francisco Villalobos, de Organización, dijeron que rechazarán presiones laborales.

Aseveraron que las declaraciones en ese sentido de funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca no abonan a resolver el conflicto y sólo sirven a quienes, según ellos, están interesados en la privatización de la educación.

"Sobre los despidos masivos por no iniciar labores en escuelas de Oaxaca decimos que daremos la batalla política y pedagógica; esas declaraciones sólo sirven a intereses de la burguesía", opinó Villalobos.

Además la disidencia magisterial determinó bloquear los cruces principales de Paseo de la Reforma en protesta porque, según dijeron, las autoridades federales no accedieron a sus demandas.

La Comisión Única de Negociación de la CNTE acusó que este miércoles les ofrecieron en la residencia oficial de Los Pinos una reunión con un funcionario de "bajo nivel", lo que consideraron inaceptable.

De ahí que los integrantes de la instancia acordaron permanecerán en el lugar hasta lograr un diálogo directo con el Ejecutivo federal y una comisión con todos sus dirigentes se siente a la mesa de negociación con el Gobierno Federal.

Incluso señalaron que prevén un "plan sorpresa" como medida de presión para lograr una solución satisfactoria a sus reclamos.