Garantiza Huawei comunicaciones en puerto de Acapulco

La empresa Huawei Technologies de México, que provee la tecnología con la que opera el consorcio GTAC, integrado por Bestel, Megacable y Telefónica, reportó que en medio de la devastación que vive el puerto de Acapulco, los servicios de voz y datos ofrecidos por los principales operadores se han restablecido en su mayoría.

En un comunicado, la firma señala que desde el inicio de la contingencia provocada por los meteoros "Ingrid" y "Manuel" su personal técnico trabajó en condiciones adversas para garantizar la continuidad del servicio.

"Desde la noche del sábado 14 de septiembre, personal de Huawei estaba ya destacado en Acapulco para atender posibles emergencias menores que pudieran presentarse como consecuencia de las lluvias que se esperaban en el puerto".

Sin embargo, refiere, el nivel de la lluvia rebasó las expectativas y el domingo 15, cuando ya se había declarado la emergencia, los técnicos descubrieron que la falta de fluido eléctrico que afectaba ya a muchos municipios de Guerrero podría dejar incomunicada a una buena parte del país.

Debido a que las vías de comunicación terrestre eran intransitables, la única opción fue cruzar tramos del río Mezcala en una balsa casera para conectar un pequeño generador eléctrico que opera con motor de gasolina.

"Del pasado 16 al 18 de septiembre, personal de Huawei repitió esta operación todos los días, porque otros operadores de telefonía solicitaron a GTAC conectarse a su infraestructura de red de fibra óptica, la única que sobrevivió a la emergencia que se vivió en Guerrero el pasado fin de semana".

En esta zona, hay energía eléctrica en algunas áreas y por eso el miércoles 18 de septiembre los técnicos de Huawei tendieron una línea eléctrica alterna, para asegurar mayor permanencia al sitio y así permitir la constante comunicación de voz y datos en la zona.

"Si cualquiera de los sitios Yautepec, Mezcala o Acapulco salen de servicio, se cae toda la comunicación con el Puerto de Acapulco y en el sureste, desde Cuatla hasta Chetumal", señala la empresa.

Y es que en Yautepec está uno de los principales puntos de conexión hacia el nodo principal en la ciudad de México, por lo que Huawei revisó los daños en el tramo Zihuatanejo-Acapulco.

En ese momento, el proveedor tecnológico encontró múltiples postes caídos, fibra cortada en distintos sitios como un puente de más de 300 metros de longitud, con la fibra óptica, y que fue arrasado por el desbordamiento del río en el poblado de San Jeronimito.

Por ello, se avoca a realizar las reparaciones pertinentes para reestablecer en ese tramo una salida de fibra óptica para que GTAC tenga una alternativa de comunicación entre Acapulco y el resto de México.

Huawei refiere que tiene un centro de control que trabaja las 24 horas y monitorea situaciones de posible emergencia, como las condiciones meteorológicas, que permiten actuar de manera preventiva.