Pide JAPDF pide no incluir donaciones en tope para deducir impuestos

El presidente de la Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal (JAPDF), Rogerio Casas Alatriste, pidió a diputados y a la Secretaría de Hacienda que las donaciones queden fuera del tope que se establezca para deducir impuestos a las personas físicas.

En entrevista con Notimex y luego de inaugurar la Segunda Cumbre Iberoamericana de Desarrollo Institucional para Organizaciones de la Sociedad Civil, mencionó que mañana jueves se reunirá con funcionarios de Hacienda para plantearles la situación.

Anunció que el fin de semana próximo se reunirá además con integrantes de la Coordinación Nacional de Juntas de Asistencia Privada (Conajap).

El objetivo es analizar la manera en que esa situación afectaría a las más de tres mil agrupaciones civiles afiliadas y definir el plan de acción que seguirán para defender su permanencia.

Casas Alatriste explicó que si las donaciones entran a ese régimen, dichas agrupaciones civiles estarían destinadas a desaparecer.

Ante situaciones complicadas como las que se están viviendo con la emergencia por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel, incluso en situaciones normales, el gobierno federal no tiene capacidad para atender todas las necesidades de la población.

Es por eso, indicó, que las la sociedad civil organizada cubre ese hueco, con apoyo a las personas con discapacidad, en educación, atención médica, alimentación y vivienda, entre otros rubros.

Casa Alatriste Urquiza destacó que si los donativos que la gente hace a las organizaciones de la sociedad civil se incluyen en el tope de 47 mil pesos que se pretende en la reforma hacendaria para las deducciones personales en su declaración anual del IVA, la ciudadanía dejaría de hacer aportaciones para causas de asistencia privada.

"Esta situación a quien le estaría pegando es a las instituciones donatarias, que son las organizaciones de la sociedad civil que reciben esos donativos y por los cuales dan un recibo", explicó.

"Al poner un límite, lo que muy probablemente va a pasar es que muchas de las personas que actualmente participan en el sostenimiento de esas instituciones, dejarán de hacerlo al no tener el aliciente de hacerlo deducible", subrayó.

Por cada peso que las empresas donan, agregó, hay cinco pesos que aportan los ciudadanos y si se les obstaculiza deducir, las organizaciones simplemente desaparecerán porque la gente va a privilegiar la deducción por gastos médicos y otros conceptos.

Quienes plantearon esta propuesta desconocen el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto de apoyar a las organizaciones, por lo cual también buscarán un acercamiento con la Presidencia de la República para abordar este tema, dijo.

La propuesta de la Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal es que los donativos de este tipo queden fuera del tope de deducibles porque sin el apoyo de las organizaciones civiles, los gobiernos tendrán que elevar su gasto destinado a las áreas que atiende la sociedad y eso le resultaría más costoso.

Rogerio Casa Alatriste Urquiza agregó que también les preocupa la propuesta de gravar bienes inmuebles, pues muchas organizaciones de la sociedad civil ocupan edificios que no son propios.