La calidad del Coro de Madrigalistas gusta al público europeo: Franco

El Coro de Madrigalistas del Instituto Nacional de Bellas Artes de México "tiene la calidad para gustar, y hasta para conmover al público español y europeo", afirmó hoy aquí su director, Horacio Franco.

En entrevista con Notimex con motivo de su gira en España para celebrar el 75 aniversario de su formación, expuso que la agrupación ha sido bien recibida en este país "que es un buen comienzo para presentarse en Europa".

Los Madrigalistas se presentaron en las ciudades andaluzas (sur de España) en la Real Iglesia de San Pablo, de Córdoba, el pasado viernes; el sábado en el Convento Madre de Dios de Sevilla y el martes en el Real Monasterio de las Comendadoras de Santiago, de Granada.

La agrupación fundada en 1938 estará mañana en la Parroquia del Cristo del Olivar, de Madrid, con lo que cierra su visita a España.

Franco señaló que el espectáculo se llama "Encuentro de dos mundos" porque presenta un repertorio musical europeo y americano "para demostrar que los mexicanos hacen música vocal con calidad y conocimiento que tienen los europeos".

Explicó que más que un coro, los madrigalistas se pueden ajustar al género de madrigales "al tratarse de un grupo de cantantes profesionales, de ópera, con mucha preparación y voces espléndidas, que puede hacer ensambles y cantar música antigua".

"Cuando algo suena bien le gusta a la gente, y en este caso cantantes que interpretan a Bach o en italiano con un acento que no les enseñaron en México", manifestó.

Comentó que preparó madrigales a quinteto, y con piezas del siglo XV de Guillaume Dufay y Johannes Ockeghem; "del más grande del siglo XVII, Claudio Monteverdi, también de ese periodo Salamone Rossi y un motete a doble coro de Johann Sebastian Bach".

Destacó que para este programa preparó la música de compositores virreinales en México, Hernando Franco, Antonio de Salazar y Francisco López Capillas.

"Obviamente hay que difundir esa música mexicana y tenemos de compositores virreinales, que no se comparaba con la vanguardia que en ese momento se tenía en Europa pero que es música talentosa, a la gente le gusta y es uno de los platos fuertes del programa", dijo.

Aclaró que aun cuando no es director titular de los Madrigalistas, cada vez que trabaja con este coro propone este tipo de música "porque son cantantes con los que se puede hacer muchas cosas".

Por lo que hace a la diferencia entre la música europea y la mexicana que plantea en el repertorio, Franco apuntó que se nota que mientras en Europa se desarrollaban los géneros musicales, en México la inquisición de la Colonia limitaba la creación.

"Hay pocas cosas hechas que muestran el sincretismo porque se trató de borrar que el indigenismo entrara de todo esto, pero por ejemplo Hernando Franco compuso piezas en náhuatl para acercar indígenas al catolicismo; también en Bolivia se hizo en quechua", reflexionó.

El reconocido flautista abundó que de ese periodo se permitió poca música instrumental y varios géneros no prosperaron en México, mientras en Europa se trabajó más con ellos, como la zarabanda o las folías.

Refirió que en México aún queda mucho por investigar de la música virreinal, aún cuando se ha estudiado una buena parte y se hace difusión de ello.

"En las catedrales hay mucho por descubrir y transcribir, pero con lo que se ha descubierto no es el hilo negro. No creo que nada de lo que se vaya descubrir en el corpus de la música polifónica mexicana vaya a revolucionar lo que ya está, ya todo se sabe", argumentó.

"Es una música digna, no es vanguardista como la europea para su tiempo. Éramos una colonia de país en decadencia y debemos tomarlo como tal", agregó.