Teme nuevo partido de Panamá suspensión de elecciones por violencia

El recién creado partido Frente Amplio por la Democracia (FAD) de Panamá, en proceso de elegir a su candidato presidencial, expresó hoy su temor de una eventual suspensión de los comicios de 2014 por el creciente clima de violencia política.

"Nos preocupa que puedan surgir acciones de parte de los actuales gobernantes de querer suspender las elecciones producto de una supuesta violencia", indicó el presidente de la nueva organización política, Fernando Cebamanos.

El FAD, luego de cumplir con los requisitos legales de recoger más de 62 mil firmas, fue reconocido este mes como el sexto partido legalmente constituido en Panamá, con derecho a presentar candidatos el 4 de mayo próximo.

Cebamanos informó que planean celebrar sus elecciones internas para escoger a su candidato presidencial el 24 de noviembre próximo.

Hasta ahora, el dirigente sindical Genaro López y el líder indígena Celeo Guerra han manifestado su interés en aspirar a ser candidatos presidenciales.

El proceso para elegir al candidato del FAD ocurre en medio de un enrarecimiento del ambiente político panameño a raíz del asesinato de un abogado, cuya viuda Kathy Ramos, aspira a ser diputada por el ex gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD).

El abogado Juan Ramón Messina fue ultimado a tiros el lunes por dos supuestos sicarios menores de edad, en un crimen que fue atribuido por Ramos al diputado del PRD, Raúl Pineda, debido a que existían agudas diferencias y supuestas amenazas de muerte.

El caso adquirió relevancia ya que hace meses el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, afirmó que el narcotráfico había infiltrado la política panameña, pero evitó profundizar en el tema.

Cebamanos cuestionó que el alto funcionario haya quedado sólo en esa denuncia sin adoptar otra posición como acudir a los tribunales.

Aunque desconfía de lo que llama partidocracia, Cebamanos anunció que su colectivo firmará un Pacto Etico, firmado por los partidos políticos opositores, la iglesia católica, medios de comunicación, pero con la ausencia del partido gobernante Cambio Democrático (CD).

El presidente del FAD identificó al partido como defensor de las causas populares y como receptor de los reclamos de mejor educación, salud y una canasta básica de alimentos accesible a la población.

"Representamos los intereses del pueblo que definitivamente no son de la derecha que ha dominado el escenario político panameño y de ahí la connotación de izquierda que se nos ha dado tratando de descalificarnos", acotó Cebabamos.

El partido aglutina a diversas organizaciones populares, indígenas, sindicales, estudiantes y profesores.