Construye México reforma para cambiar rostro del sector rural: Sagarpa

El gobierno de México trabaja en una gran reforma agroalimentaria que busca cambiarle el rostro al campo y a sus productores, con la implementación de políticas públicas hemisféricas que permitan adaptarse al Cambio Climático, aprovechar sus ventajas y reducir los riesgos catastróficos.

Así lo aseguró el subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Ricardo Aguilar Castillo, en el Encuentro de Ministros de Agricultura de las Américas y en la XVII Reunión Ordinaria de la Junta Interamericana de Agricultura (IICA) que se realiza en Argentina.

Mediante un comunicado, la dependencia federal resaltó que la delegación mexicana que participa en el encuentro, ha sostenido reuniones bilaterales con representes de Nueva Zelandia y Estados Unidos, en busca de esquemas de cooperación e intercambio tecnológico que permitan productividad y competitividad en los mercados, así como el desarrollo de agronegocios.

En la reunión con miembros de la delegación norteamericana, encabezada por el Viceministro de Agricultura de los Estados Unidos, Michael T. Scuse, se resaltó el ambiente favorable de cooperación de ambos países, resultado de la buena relación existente entre los presidentes Enrique Peña Nieto y Barak Obama.

La Sagarpa destacó que este encuentro es parte de una nueva etapa en la relación bilateral en materia agroalimentaria y se coincidió en impulsar conjuntamente temas de beneficio común en el Foro Binacional de Diálogo de Alto Nivel (DEAN), y de manera estratégica en otros espacios multilaterales como la Codex, el G20 y el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

Por su parte, el coordinador general de Asuntos Internacionales de la Sagarpa, Raúl Urteaga Trani, indicó que se lograron acuerdos para fortalecer la colaboración en materia sanitaria y de financiamiento, así como intensificar los esfuerzos para lograr la eliminación de plagas como la Mosca del Mediterráneo y el Huanglongbing.

Asimismo, se urgió a realizar acciones para el intercambio científico sobre el impacto del uso de biotecnologías, compartir criterios para la regulación de productos orgánicos e información en inocuidad alimentaria.