Desastres naturales, entre los riesgos que más afecta a empresas

Los desastres naturales figuran en el ranking de los 10 principales riesgos que afectan a las empresas mexicanas, incluso por arriba del factor de inseguridad, reveló el director de AON en México, David Atherton.

El directivo señaló que de acuerdo con la Encuesta de Gestión de Riesgo 2013, realizada por esta compañía, sólo 50 por ciento de las empresas encuestadas tiene un área de administración de riesgos formal.

Y un ejemplo de ello, sostuvo es que AON tiene clientes en Acapulco que resultaron afectados por las lluvias, sin embargo, sólo un mínimo de éstas cuentan con un seguro de riesgos.

"Son pocas las empresas de nuestro ramo que ya están en Acapulco. Nosotros tenemos gente trabajando con nuestros clientes, pero son pocas las compañías que se pudieron adelantar a los hechos".

Expuso que las empresas que no tomaron medidas antes de estos hechos es porque no tenían un plan de contingencia.

Atherton declaró que entre los 10 principales riesgos que afectan a las empresas en México están: responsabilidad civil; seguido del Aumento de Competencia; Retraso Económico y Recuperación Lenta; Daño a la reputación de la Marca y Liquidez.

En sexto lugar, dijo, figura la Preocupación por la Pérdida de Talento; Falta de Innovación y Riesgo de Precio de las Materias Primas; Desastres Naturales; Crimen, Robo, Fraude y/o Deshonestidad de los empleados y por último Medio Ambiental.

En contraparte, mencionó, las firmas encuestadas en México percibieron como principales beneficios, al intervenir en la administración del riesgo, el menor costo y mejora en el plan de continuidad del negocio.

También indicaron que los motivadores más importantes para reforzar la gestión de riesgo son el aumento de organismo reguladores, y los eventos naturales, además de auditorías internas y revisión de cumplimientos.

A ello, agregó, se suma que 63 por ciento de las empresas usan como método para evaluar la probabilidad e impacto de estos riesgos en su organización el juicio de alta dirección y el de asesores externos.

Asimismo, 75 por ciento confían en el intermediario o consultor externo al momento de los límites de seguros que adquirirán, y sólo 33 por ciento dijo medir alguno de los elementos del costo total del riesgo asegurable.

Además de que indicaron que la principal razón para no medir ninguno de los elementos del costo total del riesgo asegurable es la falta de datos o de información.

En ese sentido, David Atherton precisó que los administradores de riesgo trabajan para identificar y gestionar los principales riesgos que enfrentan sus organizaciones, ya que la capacidad de anticipar oportunidades y de responder con eficacia ayudará a superar nuevos desafíos.