Funciona gobierno de Merkel a pesar de la derrota del Partido Liberal

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, consideró que su gobierno continúa teniendo plena capacidad de acción sin que le afecte la derrota en las elecciones del domingo pasado del Partido Liberal.

Ese partido no reunió el 5.0 por ciento mínimo de los votos para continuar teniendo fracción parlamentaria en el Bundestag, con lo cual salió de las grandes ligas de la política alemana, al lograr 4.7 por ciento de los votos.

El portavoz oficial de gobierno alemán, Steffen Seifert, declaró que el gobierno alemán funciona como siempre y realiza sus tareas, sin ningún parteaguas. Subrayó que ninguno de los Ministros del gabinete que son del Partido Liberal ha renunciado ni se han producido cambios.

Señaló que "nuestros socios en Europa saben que tenemos un gobierno con plena capacidad de maniobra" y que la coalición de la CDU y el FDP seguirá en funciones hasta que esté formado un gobierno en base a los resultados del domingo 22 de septiembre.

El Ministro de Economía, Philipp Rössler, renunció la víspera a la presidencia del Partido Liberal (FDP) con el fin de asumir la debacle de ese instituto político como consecuencia; pero sigue encabezando esa cartera ministerial.

Por su parte, otra alta figura del FDP, el ministro de Asuntos Exteriores, el político liberal Guido Westerwelle, llegó este martes a Nueva York para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Subrayó el gran interés del gobierno alemán en que se avance en la definición de un proceso político para Siria.

El jefe de la diplomacia alemana se entrevistó el martes en la noche con el nuevo presidente de Irán, Hassan Ruhani, quien ha ofrecido su mediación en la guerra civil de Siria, ya que es aliado del régimen de Bashar al-Assad.

El portavoz oficial del gobierno alemán se negó a comentar si la canciller federal parte de la base de que se celebrarán elecciones adelantadas para constituir un nuevo gobierno.

Las preguntas de la prensa tuvieron como trasfondo la posición de rechazo del Partido Socialdemócrata (SPD) y del Partido Verde a formar coalición con la CDU (Unión Demócrata Cristiana) de Merkel, porque no saben hasta que punto les convendrá.