Termina senador republicano maratónica intervención de más de 21 horas

El senador republicano Ted Cruz concluyó su maratónica perorata en un infructuoso esfuerzo por apuntalar la puja de la fracción más conservadora de su partido para impedir la implementación de la Ley de Cuidado Asequible u Obamacare.

Tras más de 21 horas de discurso casi interrumpido y cediendo a las reglas legislativas, Cruz fue forzado este mediodía a dejar el podio en el pleno y tras una breve oración el Senado reinicio su sesión legislativa regular.

El líder del senado, el demócrata Herry Reid, no tardó en criticar el desplante de Cruz, quien había prometido la tarde del martes mantenerse hablando hasta que no pudiera continuar de pie.

"Todos admiramos al senador por Texas por querer hablar, aunque no se si es que (después de todas estas horas) aprendió algo nuevo", indicó el veterano legislador por Nevada.

Reid hizo notar que la intervención de Cruz, "aunque fue interesante de ver, resultó una enorme pérdida de tiempo", al indicar que las horas consumidas por éste pudieron ser utilizadas para avanzar en el debate legislativo sobre el presupuesto de gastos.

Cruz, miembro del movimiento del Partido del Té, desafió a los líderes republicanos al optar por una cruzada personal buscando evitar que el Senado restablezca los fondos para la implementación de la ley, cuya eliminación se ha convertido en una prioridad para los republicanos.

La semana pasada la Cámara de Representantes, con respaldo total de los republicanos aprobó una iniciativa de ley para destinar recursos para mantener la operación del gobierno después del 30 de septiembre, pero sin asignar fondos a la ley.

Cruz se mantuvo de pie y hablando frente al micrófono durante toda la noche a fin de mantener vigente su intervención parlamentaria, siendo asistido por breves momentos por apenas un par de senadores republicanos.

Incapaz de hablar sólo de Obamacare, disertó de asuntos disímbolos, incluida la Segunda Guerra Mundial y la ofensiva nazi e incluso hizo una personificación de Darth Vader, el villano de la serie cinematográfica La Guerra de las Galaxias.

Su cruzada personal estaba destinada al fracaso desde el principio por no contar con apoyo del líder republicano Mitch McConnell y otros, que en privado expresaron reservas sobre su utilidad.

McConnell y otros líderes conservadores coinciden que condicionar el presupuesto del gobierno a anular los fondos de Obamacare podría tener un costo político mayor para los republicanos que para los demócratas.

El líder de la mayoría demócrata Harry Reid programó esta tarde un voto sobre una resolución que mantiene abierto el gobierno y restablece los fondos para Obamacare eliminados la semana pasada por la cámara baja.