Deben Estados, empresas y sociedades adelantarse al cibercrimen

La cada vez mayor utilización de la red por millones de ciudadanos, hace que los Estados, las empresas y sociedad deban adelantarse al cibercrimen, afirmó hoy aquí el secretario de Estado español de Seguridad, Francisco Martínez.

Al participar en el seminario "El impacto de la ciberseguridad en los negocios", organizado por la escuela española de negocios Next, indicó que según datos oficiales, el 66.3 por ciento de los internautas del país en 2011 compraron por Internet.

Asimismo, según la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones en el primer trimestre de 2013 el comercio electrónico en España alcanzó los dos mil 822 millones de euros (casi tres mil 800 millones de dólares), 15 por ciento más que el mismo periodo de 2012.

Señaló que se trató de 43.5 millones de operaciones que requieren de la seguridad necesaria "y que haya una legalidad y orden necesarios", y que en eso el Estado tiene un papel importante ante los riesgos existentes.

Martínez recordó que según datos oficiales del gobierno de Estados Unidos, las pérdidas por las estafas y ataques en diferentes modalidades en internet equivalen al 1.75 por ciento del Producto Interno Bruto mundial.

Explicó que España trabaja sobre cuatro pilares: la prevención de las amenazas y respuestas; lucha contra el ciberterrorismo y protección de infraestructuras críticas; lucha contra la ciberdelincuencia y protección a grupos vulnerables como los menores de edad.

"Pero el Estado no puede solo, necesita de la ayuda de otros Estados en cooperación internacional, de la iniciativa privada al tener la mayoría de redes digitales bajo su gestión y los ciudadanos al hacerlos corresponsables en una cultura de ciberseguridad.

En este acto, el director de Seguridad de la Información de BBVA, Santiago Moral, precisó que las principales invenciones recientes de Internet con éxito son las que alcanzan la seguridad necesaria, "los modelos que aguantan todos los ataques".

Comentó que en Sillicon Valley, California, son miles los proyectos que se inician cada año, unos ocho mil, "y triunfan muy pocas, casi ninguna, sólo las que en algunas casos de forma accidental conforman una mezcla de negocios adecuados ante el riesgo".

"Las que funcionan son las que se preparan para vivir en el ecosistema. Hay que recordar que cada vez que se plantea un negocio nuevo, ya está allí la delincuencia organizada", aseveró.

Refirió que España tiene el reto de apoyar más la innovación, para que las empresas del sector ("start ups) aprovechen las capacidades de acompañar a las grandes empresas en sus planes de seguridad tanto en el país como en su internacionalización.