Baja confianza de los costarricenses en su gobierno

La confianza de los costarricenses en su gobierno está en su punto más bajo desde el inicio del presente cuatrienio presidencial (2010-2014), de acuerdo con una encuesta publicada por el diario local La Nación.

Asimismo, más de 80 por ciento considera que la actual administración no resuelve problemas, mientras que el Indice de Confianza -con rangos mínimo de cero y máximo de cinco-, está ubicado en 0.73, manteniendo la tendencia a la baja, indicó.

Apuntó que el nivel más alto se registró en julio de 2010, cuando estaba en 2.41, mientras el nivel más bajo anterior correspondió a febrero de este año, cuando descendió a 0.77.

De acuerdo con el sondeo, el índice combina la percepción popular de la gestión gubernamental en cinco elementos: conocimiento para resolver problemas, corrupción, eficiencia en gasto público, si se gobierna para toda la población.

En materia de solución gubernamental de problemas, 86 por ciento de los encuestados indicó que la administración no los resuelve; pero las opiniones se dividen entre quienes consideran que "no sabe cómo resolverlos" (47 por ciento), y quienes estiman que "sabe cómo, pero no hace nada" (39 por ciento).

En el bando de percepciones favorables, 12 por ciento expresó que "sabe cómo, pero necesita tiempo", mientras dos por ciento aseguró que "está resolviéndolos".

El muestreo, realizado por la empresa encuestadora Unimer, para La Nación, se realizó del 6 al 12 de este mes, interrogando a mil 206 costarricenses, a nivel nacional, con un margen de error de 2.8 puntos porcentuales.

Respecto a la encuesta, la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, dijo que ha gobernado en un contexto de crisis. La administración ha logrado resultados favorables en temas tales como seguridad ciudadana y economía.

En declaraciones a La Nación desde Nueva York donde participa en la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), puntualizó que "nos ha correspondido gobernar en tiempos muy difíciles, con tres fundamentales crisis: la crisis de la economía mundial, (y, en Costa Rica) la crisis fiscal y la crisis de la seguridad ciudadana".

"Creo que a la gente no le queda la menor duda de que hemos sido un gobierno que ha procurado enfrentar una lucha clara, intensa. He sido una gran luchadora frente a estas tres cosas", aseguró.

"En algunos campos hemos logrado resultados bastantes positivos, especialmente en temas de seguridad ciudadana; en el tema económico", dijo.

"Entiendo que para la gente es difícil hacer la diferencia de si se sabe emprender la lucha y si los resultados llegan. Los resultados ni siquiera han dependido del Gobierno, sino de la economía internacional", reflexionó la presidenta.