Aprueban dos condados de California iniciativa separatista

Los condados de Modoc y Siskiyou, del norte de California, aprobaron una iniciativa separatista para formar un nuevo estado llamado Jefferson.

Siskiyou aprobó la separación por votación de cuatro a favor y uno en contra en el cabildo de gobierno, mientras Modoc la aprobó por unanimidad de los cuatro concejales de cabildo.

El autor de la propuesta separatista, Geri Byrne, dijo este miércoles que espera que a Modoc y Siskiyou, en los linderos con Oregon, se sumen por lo menos una decena más de condados, aunque el estado de Jefferson se formaría con menos apoyo.

"Lo importante es que sea un movimiento de la base hacia arriba, no de arriba a la gente", destacó Byrne.

La población de la región también apoya por mayoría la propuesta de separarse, y muestra de ello fue una audiencia de la semana pasada en Modoc cuando más de una docena de personas se manifestó en favor de formar el nuevo estado, mientras sólo dos comentaron en contra.

Los dos cabildos aprobaron resoluciones de separación en septiembre, pero ambos invitaron a otros condados del norte de California y del sur de Oregon a unirse a la propuesta.

Siskiyou es un condado con menos de 45 mil residentes en su mayoría anglosajones y de las naciones indias Klamath y Modoc, este último tiene menos de 10 mil residentes.

Ambos tienen comunidades electorales republicanas por mayoría que chocan con las decisiones del gobierno californiano, que es completamente demócrata.

Byrne sostiene que el gobierno de California es centralista y que las medidas que aprueba Sacramento, a unos 750 kilómetros de distancia, son distintas a las necesidades de la región fronteriza.

El empresario local convenció de separarse de California a los residentes de Siskiyou al criticar que Sacramento dejó de apoyar a la región montañosa fronteriza ante potenciales incendios y para impulsar la agricultura.

El estado de California seguía sin emitir algún pronunciamiento al respecto.

Para formar el nuevo estado, los condados necesitarían la aprobación de la legislatura de California y del congreso federal.