Desalojan familias tras dañarse compuerta de presa Buenavista

El director general de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco (UEPCBJ), Trinidad López Rivas, informó que debido a que se dañó una parte de las compuertas de la presa Buenavista fueron desalojadas las familias de la zona por medidas de seguridad.

Señaló que tras el desfogue de la presa Buenavista, en el municipio de Villa Corona, el riesgo para la comunidad de la zona ha disminuido, sin embargo, la alerta y el monitoreo permanecieron por la noche.

Agregó que entre las acciones inmediatas, se desalojó a los pobladores de las zonas bajas para evitar riesgos.

Indicó que la presa Buenavista se encuentra a 50 por ciento de su capacidad, y el problema se desató al dañarse una parte de las compuertas, pero hasta el momento no ha avanzado la ruptura, por lo que no hay un riesgo eminente aguas abajo.

Explicó que el desahogo que se presentó ayer martes desembocó en los afluentes que se encuentran en la parte inferior: "en Presa Las Tuzas, muy grande con capacidad de captar más agua; El Tecuán, que se encuentra a 100 por ciento; y La Sauceda, que está en 100 por ciento, las cuales van hacia el Río Ameca".

"En este momento hay una tranquilidad, aquí en los diferentes municipios de Villa Corona, Ameca y Cocula, las presas que hemos revisado, algunas tienen porcentaje de 100%, pero están en buenas condiciones, su estructura".

Precisó que la presa Buenavista se dañó ayer martes por la tarde, "esa ruptura no ha progresado más, y no está aportando una cantidad extraordinaria del líquido a las presas en la parte baja".

Subrayó que se ha patrullado a lo largo de las presas, se ha reubicado gente y se rescató a una persona que estaba en riesgo, "además se llevó a lugares seguros a quienes lo necesitaron".

Resaltó que se monitorean todas las presas con personas que están de guardia, "y por fortuna los niveles bajan poco a poco, sólo hay una, La Sauceda, que está arriba de 100 por ciento, pero tiene sus compuertas abiertas".

Destacó que anoche acudió a la zona de La Sauceda a platicar con las personas que habitan cerca de la presa para pedirles que no pasen la noche en sus casas cercanas a la presa, y evitar cualquier contingencia.

Apuntó que los exhortó a que aguarden hasta este miércoles para conocer el comportamiento del afluente, que se espera disminuya.

Afirmó que para continuar con el monitoreo, desde hoy temprano se supervisan de nuevo los niveles del líquido en las presas, "además personal de Protección Civil, de la Comisión Nacional del Agua, la Comisión Estatal del Agua y alcaldes de los diferentes ayuntamientos que rodean las presas, trabajan de manera coordinada".

Puntualizó que la presa Buenavista se dañó en la parte donde termina la cortina, y no hay gente en zona de riesgo.