Sin visos de nueva coalición de gobierno en Alemania tras elecciones

A tres días de las elecciones generales en Alemania no se perfila hasta el momento ninguna posible coalición de partidos para formar el nuevo gobierno bajo la conducción de la canciller federal Ángela Merkel.

El socio más factible en una coalición de gobierno con la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel debería ser el Partido Soialdemócrata, aunque éste último teme una coalición porque la vez que lo hizo de 2005 a 2009, salió muy debilitado electoralmente.

La CDU logró el domingo 22 de septiembre el 41.5 por ciento de los votos, en gran medida por la figura de Merkel.

En tanto, el Partido Socialdemócrata (SPD) reunió 25.7 por ciento de los votos, el partido La Izquierda 8.6, los Verdes 8.4.

Fueron los cuatro partidos que consiguieron captar los votos necesarios para formar la fracción en el Bundestag.

La fortaleza de la CDU y la buena imagen de Merkel entre los alemanes constituyen el mayor obstáculo para los socialdemócratas y para los verdes, desde la perspectiva de esos dos partidos, además de que temen que Merkel los deje en la sombra.

El Partido Verde, que sufrió un revés en los comicios del domingo al perder terreno entre los votantes, tampoco se ha manifestado hasta ahora dispuesto a sostener conversaciones con la CDU de Merkel, bajo el argumento de que entre ambos partidos no hay temas sustanciales en común.

En medios y sectores políticos alemanes se considera incluso posible que ninguno de los dos partidos esté dispuesto a formar coalición con la CDU, lo que sólo dejaría dos alternativas indeseables: un gobierno de minoría encabezado por Merkel o la convocatoria a nuevas elecciones.

La política verde y una de las líderes de ese partido, Katrin Göring Eckardt, declaró en Berlín que ve pocas coincidencias con la Unión Demócrata Cristiana y que sobre todo en los temas de política energética y modernización de la sociedad hay escasa posibilidad de lograr un acuerdo.

Consideró que una coalición de gobierno entre los Verdes y la Unión no tiene en ese contexto la posibilidad de sacar adelante algún tema importante porque en los que mencionó, el partido de centro derecha ha ,,involucionado".

El Partido Verde es el que contará con la fracción legislativa más pequeña en el Bundestag.

El ala de izquierda del Partido Socialdemócrata manifestó que su partido es el que menos podrá imponer sus posiciones en una eventual Gran Coalición, como se le llamada a la alianza de los dos mayores partidos de Alemania para gobernar.

La portavoz de esa ala, Hilde Mattheis, declaró al diario Leipziger Volkszeitung, que la mejor posibilidad para una coalición es una alianza entre la CDU y los Verdes, o un gobierno de minoría encabezado por Merkel.

También se pronunció en favor de que surja una coalición entre el SPD, los Verdes y el partido La Izquierda.

Expresó que esa opción no sería, en su opinión, no cumplir la palabra dada por su partido durante la campaña electoral de que no se aliaría con La Izquierda, debido a su pasado en el régimen dictatorial de la ex República Democrática de Alemania

El ala conservadora del SPD, el Seeheimer Kreis, estimó que la solución más viable es una coalición entre la CDU y los Verdes y que eso sería en el sentido de la democracia, porque si los dos mayores partidos se coaligan sumarían el 80 por ciento, mientras que la oposición se quedaría con una cantidad mínima del 20 por ciento en el parlamento.