Advierten que podría acentuarse escasez en Venezuela

El problema de escasez en Venezuela se agravará en los próximos meses si fracasa un incremento del flujo de divisas y una agilización de los permisos de importación, dijo hoy el dirigente empresarial Fernando Morgado.

"Es inadmisible que la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) demore 180 días para autorizar la liquidación de los dólares a las empresas", precisó a Notimex el ex presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio).

Morgado aseguró que el organismo encargado de autorizar las divisas coloca "demasiadas trabas" a los importadores privados, quienes hasta ahora no han podido cancelar las deudas pendientes a sus proveedores del exterior y los nuevos pedidos están congelados.

"De mantenerse los retrasos en las entregas de permisos, licencias certificadas y divisas, los problemas de abastecimiento que está sufriendo el país se verán acentuados en las próximas semanas, que son las de mayor consumo en el año", advirtió.

Morgado también denunció que existe seria preocupación en el sector manufacturero nacional por el retraso de los distintos ministerios en la emisión de los Certificados de No Producción (CNP), trámite previo a la solicitud de divisas en la Cadivi.

"En sectores como la agroindustria, el químico, fabricantes de calzado y los de autopartes se han prendido las alarmas, pues hay líneas de productos que están severamente afectadas por falta de insumos y comenzaron a disminuir su producción", recalcó.

Asimismo denunció trabas burocráticas para las empresas que deben tramitar permisos sanitarios antes de realizar las importaciones, ya que el organismo encargado de entregarlos, el Ministerio de Agricultura y Tierras, se encuentra paralizado.

Acotó, por otra parte, que "algunas compañías no pueden nacionalizar la mercancía por problemas con los códigos arancelarios que rigen la actividad comercial desde que este país adoptó la nomenclatura arancelaria del Mercado Común del Sur (Mercosur)".

El dirigente gremial dijo que, a raíz de este problema, hay insumos que han llegado a puertos venezolanos con todos los permisos y son retrasados o devueltos a sus países de origen porque las autoridades exigen documentos que no forman parte del régimen legal vigente.

Denunció que "todas estas trabas implican demoras que ponen en peligro el funcionamiento a plenitud de las líneas de producción industrial y pueden generar incluso la pérdida de los dólares otorgados por la Comisión de Administración de Divisas".