Activistas no son piratas pero violaron derecho internacional: Putin

El presidente ruso Vladimir Putin descartó hoy que activistas de Greenpeace que escalaron una plataforma petrolera en el Artico sean piratas, pero aclaró que violaron el derecho internacional.

"Resulta evidente que estas personas violaron las normas de derecho internacional al acercarse a la plataforma a una distancia peligrosa", dijo Putin en el Tercer Foro Internacional "Artico es Territorio del Diálogo".

Añadió que el escalamiento de la plataforma por dos miembros de Greenpeace el pasado jueves pudo haber traído consecuencias ecológicas, pues en ese momento se hacían trabajos, algunas de tipo submarino, indicó un reporte del sitio ruso RT.

El mandatario aprovechó el foro, que se realiza en la norteña ciudad de Salejard, ubicada justo en el círculo polar ártico, para anunciar la ampliación sustancial de las zonas árticas protegidas.

Precisó que a la fecha la superficie bajo resguardo suma 322 mil kilómetros cuadrados, equivalente a seis por ciento del Artico bajo soberanía rusa, área que Moscú se propone incrementar "en varias veces", de acuerdo a un despacho de Itar Tass.

Añadió que el presupuesto federal ruso destina 43.8 millones de dólares para tareas de limpieza en esa zona, además de que se prevé establecer regímenes especiales de protección del medio ambiente.

Por su parte el ministro de Recursos Naturales y Medioambiente ruso, Serguei Donskoi, dijo que la plataforma continental es la prioridad rusa en el uso industrial de las reservas de hidrocarburos.

Agregó que en esa plataforma se localizan yacimientos únicos de hidrocarburos que necesita Rusia, pero aclaró que solo compañías especialmente preparadas pueden trabajar en ella, y siempre con base en los más altos estándares medioambientales.

A su vez el presidente de la compañía Statoil Russia, Ian Helge Skogen, reveló que en las plataformas rusas se encuentran dos tercios de los yacimientos petroleros rusos, lo que exige atención y precaución medioambiental.

El mandatario ruso habló mientras en Moscú el Comité de Investigación de Rusia colocó bajo arresto previo a juicio a 30 miembros de la ambientalista Greenpeace acusados de actos de piratería por una protesta efectuada en una plataforma petrolera.

La presunta piratería realizada por los activistas de Greenpeace se refiere a la protesta que realizaron el pasado jueves 19 en una plataforma de la petrolera rusa Gazprom en el oceáno Artico.

Activistas de esa organización escalaron la plataforma petrolera Prirazlomnaya como forma de llamar la atención hacia su oposición a que se extraiga petróleo del Artico.