Amenaza oposición de Camboya con convocar a una huelga nacional

La oposición de Camboya amenazó con llamar a una huelga nacional y continuar con las protestas masivas hasta que se forme una comisión independiente que investigue las elecciones de julio pasado.

La advertencia de Sam Rainsy, líder del opositor Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC), se produce 24 horas después de que Hun Sen juró para un nuevo mandato de cinco años en un Parlamento al que solo acudieron miembros del oficialismo.

Rainsy acusa que en los pasados comicios hubo un fraude generalizado que le permitió a Sen, del Partido Popular de Camboya (PPC), reelegirse por cuarta ocasión como primer ministro y llamó al proceso electoral como un "golpe constitucional".

El primer ministro Sen, quien está en el cargo desde 1985, defiende su victoria en los comicios del 28 de julio y acusó a la oposición, que reclama haber ganado las elecciones, de exigir cosas imposibles, reportó el diario The Phnom Penh Post.

Los diputados del PRNC, que sostiene que ganó las elecciones con 63 escaños pero a quien la Comisión Electoral adjudicó 55, no acudieron a la Asamblea Nacional en protesta por el fraude del gobierno al que llaman "ilegítimo".

Rainsy sostuvo que "haremos un llamado para una huelga general de un día en todas las fábricas", que se extenderá a todos los funcionarios públicos, a los comerciantes. "Esa es una idea posible", comentó en conferencia de prensa.

El líder de la oposición manifestó también que nuevas manifestaciones están "siempre entre las posibilidades" a menos que haya una investigación independiente sobre las elecciones de julio que se vieron empañadas por el fraude electoral generalizado.

Rainsy también amenazó con más manifestaciones masivas y dijo que iba a llamar a la comunidad internacional y a las empresas a dejar de tratar con el "gobierno ilegítimo".

Explicó que su partido no está interesado en posiciones de liderazgo hasta que se descubra la "verdad" de las elecciones, sin embargo, sugirió que el CNRP debe tener el control de la Asamblea Nacional con el fin de proporcionar un control al Ejecutivo.

El presidente de la organización de trabajadores más grande del país, el Sindicato Libre, Chea Mony, ha asegurado que pedirá a sus 100 mil miembros que se unan a las protestas.