Niega INAH autorizar intervención de "El Caballito" de Manuel Tolsá

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó hoy que si bien la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del Instituto autorizó la intervención del mejoramiento de pavimento y mobiliario urbano de la plaza donde se encuentra la escultura conocida como "El Caballito", de Manuel Tolsá, no aprobó la de la pieza.

De cuerdo con un comunicado, César Moheno, secretario Técnico del INAH, subrayó que trabajadores del Fideicomiso del Centro Histórico del Gobierno del Distrito Federal emprendieron la limpieza del monumento, sin la autorización de la Coordinación.

Ante esta situación, el 20 de septiembre de 2013 se comisionó a un restaurador de la Coordinación para realizar una visita al sitio y detener la obra, inicialmente por la falta de permiso, así como para revisar los tratamientos realizados hasta ese momento.

El restaurador enviado concluyó que los tratamientos realizados a la escultura son inadecuados y que se llevaba a cabo una limpieza total con un método sumamente agresivo (ácido nítrico al 30 por ciento), que elimina la pátina que ha protegido de manera natural al metal original desde su creación.

Durante la visita de inspección, el especialista tomó una serie de fotografías en las que se muestran numerosas manchas y escurrimientos, lo cual refleja una mala ejecución del procedimiento.

El método parece estar generando reacciones en la aleación del bronce, que en ningún momento debería tener el aspecto cobrizo que se puede ver en las diferentes imágenes. La intervención hecha probablemente sea irreversible y cubre ya un 35 por ciento de la escultura", declaró.

La persona responsable del proyecto de restauración, contratada por el Fideicomiso del Centro Histórico, accedió a que se suspendieran las obras, y a ingresar el proyecto por la Ventanilla Única, instancia del INAH abierta de manera permanente para recibir estas solicitudes.

César Moheno, quien manifestó que la conservación del Patrimonio Cultural de México es una razón de Estado y que el INAH actuará con apego a la normatividad, sostuvo que apenas hace unas horas se recibió una solicitud para intervenir la pieza y de inmediato se le informó al Fideicomiso que el expediente está aún incompleto y se le explicó las características que tiene que cumplir.

Es de mencionar que el INAH ya reunió a un grupo de expertos especializados en restauración de metales, a fin de estudiar la forma de revertir las afectaciones a la pátina de la escultura ecuestre de Carlos IV, de España.