Personas con discapacidad, las más discriminadas en trabajo: académica

Elisa Saad Dayán, académica del Departamento de Educación de la Universidad Iberoamericana, advirtió que uno de los problemas principales que enfrentan las personas con discapacidad al buscar empleo es que el apoyo para ellas son más en la niñez, bajan en la adolescencia y son mínimas en la vida adulta.

Al dictar una conferencia sobre necesidades y retos que enfrentan las personas adultas con discapacidad para incorporarse a la vida laboral y construir un proyecto de vida, dijo que los jóvenes con discapacidad intelectual no quieren ser los niños eternos.

Quieren ser personas independientes y trabajar por sueldo fijos, esperar más de sí mismos y de su futuro, expresó de acuerdo con un comunicado de esa casa de estudios.

Mencionó que de acuerdo con la Asociación Civil Capacitación y Desarrollo Integral sólo 30 por ciento de las personas con discapacidad no empleadas están realmente imposibilitadas para trabajar.

La experta planteó que las personas con discapacidad son el grupo que se considera el más discriminado en el trabajo, con 53.4 por ciento; le siguen los homosexuales y los adultos mayores con 40.1 y 25.1 por ciento, respectivamente, según cifras de la coalición México por los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Recordó que en la Iberoamericana se instituyó en 2006 el Programa Construyendo Puentes, para permitir a jóvenes de entre 19 y 25 años con discapacidad intelectual el tránsito a una vida adulta y autogestiva, mediante actividades de formación en el ámbito educativo y en el profesional.

La también vicecoordinadora de ese programa especificó que gracias a él 12 de 17 egresados del primer semestre de 2013 cuentan ya con un empleo competitivo y con las prestaciones marcadas por la ley, en empresas como Banamex, mientras que tres de ellos forman parte de una cuadrilla de trabajo en Domino's Pizza, y otro labora en una microempresa.