Diputados demandan ayuda para enfermos de insuficiencia renal

Diputados federales y especialistas médicos demandaron la puesta en marcha de políticas públicas para atender a casi 10 millones de personas que padecen insuficiencia renal en el país.

Al participar en el foro "Los retos de la enfermedad renal en México", el diputado Isaías Cortés Berumen, presidente de la Comisión de Salud, explicó que la principal causa de muerte en México es la diabetes y las primeras 10 enfermedades que sufre la población están relacionadas con la obesidad.

La insuficiencia renal crónica puede padecerla cualquier persona que no tenga diabetes ni hipertensión, pero los costos de su tratamiento, a través de diálisis y hemodiálisis, son tres veces mayores a los de un trasplante, explicó.

Durante 2011 se aprobó una modificación a la Ley General de Salud sobre trasplantes y donación de órganos, la cual se publicó y hoy está vigente, pero la Secretaría de Salud no emitió el reglamento respectivo, por lo que ese cambio legal se encuentra inactivo, alertó el legislador del Partido Acción Nacional (PAN).

Anunció que el grupo de trabajo legislativo presentará un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución el jueves próximo, a fin de solicitar a las autoridades competentes que emitan el reglamento faltante para fortalecer el trasplante y la donación de órganos.

Se trabajará en el diseño de nuevos modelos de detección y prevención de enfermedades, y en la implementación de mecanismos de control para que los recursos que destina la Cámara de Diputados al sector salud sean objeto de una aplicación eficaz, destacó.

De igual manera tratará de que se eficiente el dinero que se destina a los estados para el Seguro Popular, en virtud de que en la actualidad "cada uno lo gasta como quiere. De nada sirve que exista voluntad del Ejecutivo para asignar mayores recursos a la salud, si no se sabe en qué se aplica", afirmó Cortés Berumen.

En su oportunidad la también diputada del PAN, Leslie Pantoja Hernández, sostuvo que de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México, para 2025 existirán casi 212 mil pacientes con enfermedad renal crónica y causará el deceso de 160 mil personas.

Subrayó que el trasplante de riñón es una alternativa menos costosa que tratamientos como la diálisis y la hemodiálisis, e informó que promoverá declarar a 2014 como Año Nacional de las Enfermedades Renales Crónicas no Transmisibles.

A su vez Carlos Castro, presidente ejecutivo de la Asociación ALE, expuso que de acuerdo con cifras del Centro Nacional de Trasplantes, poco más de 50 por ciento de las personas en espera de un trasplante solicita un riñón.

Indicó que es evidente que el Sistema de Salud mexicano se ha transformado, sin embargo aún quedan rubros por atender en el acceso universal a tratamientos de padecimientos crónicos degenerativos como esa enfermedad.

Además propuso implementar programas integrales dirigidos a la promoción de la donación cadavérica y crear infraestructura y calidad de los servicios de atención, así como un Plan Nacional de Trasplantes y Donación de Órganos y Tejidos.