Piden sanción a colegio por expulsión de niña con padres gay

El Congreso de Nuevo León exhortó a la Secretaría de Educación en la entidad, Conapred y otros organismos, para fincar responsabilidades y sanciones a directivos del Instituto Hills de Monterrey, por expulsar a una menor de dos años, quien tiene como padres a dos personas del sexo masculino.

A iniciativa de Guadalupe Rodríguez Martínez, coordinador del grupo legislativo del Partido del Trabajo (PT) y presidente de la Comisión de Salud y Grupos Vulnerables, los 35 diputados presentes durante la sesión ordinaria de hoy respaldaron el punto de acuerdo.

En tribuna del Congreso de Nuevo León, cuestionó el accionar del plantel educativo privado, al violentar de entrada "el interés superior de la niñez para garantizar el acceso y goce pleno de sus derechos".

"Aunque solamente en algunos estados de la República es legal la adopción por parte de parejas del mismo sexo, ninguna institución de educación, pública, privada o mixta, puede discriminar al hijo o la hija adoptada por ningún motivo", argumentó.

"Bajo el principio del interés superior de la niñez se debe garantizar el derecho a la educación que imparta el estado y que impartan los particulares con reconocimiento de validez oficial de estudios", dijo el diputado presidente de la Comisión de Salud y Grupos Vulnerables en la LXXIII Legislatura estatal.

En tal virtud, aseveró, "no se explica, ni se comprende la decisión de los directivos del Instituto Hills de Monterrey de expulsar a una alumna por el hecho de ser adoptada por una pareja homoparental".

"Nos queda claro que la decisión de los directivos del Instituto Hills de Monterrey, es contraria y violatoria de los principios de la Convención sobre los Derechos de la Niñez en materia de no discriminación, de recibir educación y, sobre todo, de respetar el interés superior de la niñez", sostuvo.

"Ningún reglamento escolar debe estar por encima del interés superior de la niñez, ya que no se debe determinar la expulsión de la alumna, ni condicionar su permanencia en la escuela por motivos morales y religiosos, toda vez que la educación en México es laica y debe mantenerse por completo ajena a cualquier doctrina religiosa", aseveró.

Previamente, la secretaria de Educación en la entidad, Aurora Cavazos Cavazos, expresó que en ese asunto, a través del área jurídica, buscan la conciliación con los padres de la menor afectada.

"Para la Secretaría de Educación lo más importante es respetar la Constitución y las leyes locales, donde nos dice que la educación es un derecho que tienen todos los niños y no puede ser condicionado", enfatizó.

En este orden, la dependencia a su cargo ha presentado una lista de planteles como opción para que la infante prosiga con su formación preescolar.