Requerirá rey de España una segunda intervención en la cadera

El rey de España, Juan Carlos de Borbón, requerirá en ocho semanas una segunda intervención en la cadera izquierda tras haberle colocado hoy una prótesis temporal que sustituye la anterior que estaba infectada.

Tras la operación, el doctor Miguel Cabanela, especialista en cirugía reconstructiva del Hospital Mayo de Rochester, Estados Unidos, informó en rueda de prensa que "ha sido todo muy bueno" y que los gérmenes que infectaron la prótesis "no son enormemente virulentos".

En la sala de conferencias del Hospital Universitario Quirón, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, oeste de la capital, Canabela indicó que por esos gérmenes, la sustitución se hará en dos tiempos.

Precisó que la noche del martes se colocó una prótesis temporal, y que durante seis semanas el rey estará bajo tratamiento de antibióticos.

Otras dos semanas, el monarca estará sin ellos, y si los resultados lo sugieren, tras la octava semana se le implantaría una prótesis nueva, "en una operación que reviste menor riesgo".

Comentó que el rey permanecerá de cuatro a siete días en el hospital madrileño y que desde mañana miércoles podría comenzar a levantarse, e inicialmente caminará con una andadera o dos muletas.

Consideró que es mejor que pase el periodo de recuperación en el Palacio de la Zarzuela, en medio de cuidados y rehabilitación, y que su agenda no contemple desplazamientos, y seis semanas después de la segunda intervención podría comenzar a caminar correctamente.

"El hecho de que ha sido posible extraerle la prótesis sin abrirle el fémur, hace que su potencialidad para hacer vida más activada sea mayor. Es posible que retome su agenda que siempre será más limitada", refirió.

Descartó que sea recomendable que el rey encabece la próxima fiesta militar del 12 de octubre, ya que implica estar de pie mucho tiempo.

Antes de la comparecencia de Cabanela y otros médicos que participaron en la operación, entre ellos su colega en el hospital de Rochester, Roberto Trousdale, la reina Sofía, los príncipes de Asturias y la infanta Elena dijeron que "la operación fue un éxito".

La reina reconoció que no había visto aún al rey, que permanecía dormido, mientas el príncipe Felipe explicó que los médicos se mostraron "muy animados" ya que "salió como una seda", y eso hace que se sientan bien.

El hospital emitirá mañana miércoles al mediodía su primer parte médico para conocer la evolución tras esta primera intervención al monarca.