Afirma Cartes que Paraguay emerge como "tierra de oportunidades"

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, ofreció hoy su primer discurso ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde destacó que su país "emerge como tierra de ilimitadas oportunidades".

Al intervenir este martes en la 68 Asamblea General de la ONU, que se realiza en la sede del organismo en Nueva York, el mandatario paraguayo subrayó las bondades de su país como destino para las inversiones foráneas.

"Les aseguro que mi patria es un lugar muy generoso y atractivo. Les invito a conocer mejor al Paraguay, a descubrir el tesoro que palpita en el corazón de América y que se dispone a reeditar las páginas más gloriosas de su historia", señaló.

El también empresario, quien asumió la Presidencia paraguaya el 15 de agosto pasado, destacó además: "mi gobierno está comprometido en ofrecer seguridad jurídica, reglas claras y transparentes, así como seguridad física para las personas y sus bienes".

"Mi gestión de gobierno está orientada a generar y fortalecer para todos los paraguayos y para los extranjeros que elijan mi tierra, un ambiente acorde con las ilimitadas oportunidades que ofrece mi país", añadió.

Asimismo, Cartes reafirmó en su discurso el compromiso de su gobierno con la inversión social, en un país donde la pobreza afecta al 49 por ciento de su población (de 6.2 millones de habitantes).

Indicó en ese sentido que la inversión social "ocupa un primerísimo lugar en la agenda del gobierno" y aclaró que "esta inversión es para la gente, para que viva en dignidad y sea el motor de nuestro desarrollo".

"Mejor aún, para que el bienestar general del pueblo sea el sólido cimiento de nuestra democracia", agregó el presidente paraguayo, quien también expresó el compromiso de su administración en la lucha contra la corrupción.

Cartes dijo que su gobierno trabaja en conjunto con el Poder Judicial y el Ministerio Público para adoptar medidas que permitan atacar ese flagelo, con base en la llamada "tolerancia cero con la corrupción".

Bajo esa perspectiva, el mandatario presentó en la Asamblea de la ONU "el nuevo rumbo que quiere dar al Paraguay", basado en justicia social e integración al mundo.

"He asumido la decisión de consagrarme al servicio del Paraguay y a generar el verdadero cambio que reclama mi patria que es el retorno a la senda del verdadero destino paraguayo de vivir en paz, desarrollo y modernidad", enfatizó.

Declaró además que trabajará para que su país crezca "en armonía con todas las naciones del mundo, principalmente con nuestros vecinos" sudamericanos.