Lanzan fuerzas de seguridad de Honduras ofensiva antinarco

Unidades combinadas de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional de Honduras despliegan una ofensiva contra presuntos integrantes del cártel de Sinaloa y socios locales en el norte y occidente del país, informaron fuentes del Ministerio Público.

Según información proporcionada a Notimex, la ofensiva gubernamental que comenzó el viernes anterior se realiza en el marco de la "Operación Neptuno" que despliegan unidades combinadas del ejército y la policía conocidos como "Tigres", entre otras autoridades.

El cuerpo élite realiza operaciones en la costa norte y el occidente del país, mismas se han extendido hasta El Paraiso, una comunidad del departamento de Copán, considerado una especie de oasis y zona de descanso de presuntos lideres del cártel de Sinaloa.

Los agentes se encuentran incautando viviendas y rastreando a miembros del cártel de Sinaloa y sus socios de una banda local de narcotraficantes conocida como "Los Cachiros", indicó la información.

Hasta el momento se han incautado lujosas viviendas, algunas de ellas con extensos terrenos que llegan hasta territorio guatemalteco, automóviles y joyas, dijeron las fuentes del Ministerio Público.

La ofensiva comenzó el viernes anterior en la costa atlántica del pais, golpeando las finanzas de la organización conocida como "Los Cachiros", encabezada por Santos Isidro Cardona, alias "Cachiro", de donde proviene el nombre del grupo delictivo.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitio la semana pasada un comunicado en el que denunció que la pandilla está integrada por Cardona, su esposa, sus hijos e hijas, que cuentan con socios extranjeros.

La familia reside en la ciudad de Tocoa, en el departamento de Colón, en la costa atlántica hondureña, donde cuentan incluso con helipuertos en sus propiedades, indicaron las fuentes.

Señalaron que "Los Cachiros" trabajan por igual para cárteles como el de Sinaloa o con Loz Zetas que operan en parte del territorio hondureño, especialmente en el occidente, el norte y el atlántico.

El boletín del Departamento de Estado apuntó que en agosto de 2012 autoridades nicaragüenses presentaron cargos criminales contra Javier Heriberto Maradiaga, uno de los líderes del grupo delictivo hondureño, por trasiego de drogas y lavado de dinero.

Por el momento, sólo se ha realizado la incautación de bienes y no se reportan detenciones.

Las fuentes consultadas señalaron que las presiones de la embajada estadunidense en Tegucigalpa están dando resultado y con la operación se están golpeando las millonarias entradas del narcotráfico.

Por otra parte, la embajadora de Estados Unidos en Honduras, Lisa Kibiski, ofreció la víspera a periodistas la "Fuerza de Tarea para Apoyo de Víctimas Especiales" para proteger a aquellos comunicadores que tienen problemas por divulgar información sobre el crimen organizado.