Pide Santos respeto al derecho de Colombia de buscar la paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió hoy ante la 68 Asamblea de Naciones Unidas "respeto" a las decisiones que tome su país para acabar con medio siglo de conflicto armado interno.

El mandatario aseguró que en Colombia "nadie quiere que la violencia se perpetúe", razón por la cual su país reclama el derecho a "buscar la paz, acompañando este esfuerzo", pero "respetando nuestras decisiones".

Para Santos, es indispensable que el mundo acompañe la decisión de Colombia de acabar con 53 años de conflicto armado interno y se eviten mecanismos que obstaculicen ese objetivo, por ejemplo a instancias de la Corte Penal Internacional (CPI).

El jefe de Estado reiteró que en los esfuerzos que se realizan no habrá impunidad en caso que se llegue a un acuerdo en los diálogos que sostiene su gobierno con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana, Cuba.

Santos recordó que estas son las primeras conversaciones que se realizan bajo los parámetros del Estatuto de Roma, por lo que el mundo está atento a cómo se encontrará el equilibrio entre la aplicación de justicia y paz.

El gobernante insistió que Colombia desea acabar con un conflicto que deja más de 200 mil muertos y cientos de miles de desplazados "sin renunciar a la justicia ni al derecho de las víctimas a la verdad y reparación".

"Nos cansamos del miedo, de la violencia, de un conflicto que enfrenta a hijos de una misma nación y frena nuestro desarrollo", dijo Santos, tras agregar que "nuestra obligación más urgente hoy es evitar que se produzcan nuevas víctimas".

Recalcó que "hoy estamos ante la mejor oportunidad, la más real, y tal vez la última de poner fin al conflicto", por lo que "no podría estar tranquilo" si no hace todo lo que esté a su alcance para acabar con tantos años de violencia interna.

Por ese motivo, el mandatario colombiano dijo que espera que "la guerrilla entienda que llegó el momento de dejar atrás medio siglo de conflicto, de cambiar las balas por los votos" y de aprovechar la oportunidad que se le está dando.

"Es mucho lo que está en juego, el fin de 53 años de conflicto. Llevamos un sólo acuerdo de la agenda, pero sigo siendo optimista", dijo Santos, quien insistió que la paciencia para alcanzar ese objetivo tiene un límite.

El gobierno de Santos y las FARC sostienen diálogos desde noviembre pasado en La Habana para encontrar salidas a la confrontación armada interna, con Cuba y Noruega como garantes y Chile y Venezuela como acompañantes.