Debe Consejo de Seguridad eliminar veto en crímenes en masa: Hollande

El presidente de Francia, Francois Hollande, dijo hoy que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) deben renunciar a su derecho de veto cuando sean cometido crímenes en masa en el mundo.

"El Consejo de Seguridad, en caso de un crimen en masa, debe renunciar de manera colectiva a su derecho de veto", explicó Hollande durante su intervención en la 68 Asamblea General de la ONU.

Destacó que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia- deben definir lo que consideran un crimen de masa con el fin de actuar rápidamente apenas se detecte su comisión en la arena internacional.

"Nuestra credibilidad yace en nuestra capacidad de intervenir de manera rápida y efectiva para asegurar que el derecho internacional sea respetado y para sancionar a aquellos que lo violan", afirmó en una conferencia de prensa tras su intervención en el plenario.

Manifestó que es preciso evitar el estancamiento en el accionar del Consejo de Seguridad, y que la actual situación en Siria obligaba a este organismo internacional a considerar la adopción de un mecanismo más expedito.

"Nuestra propuesta no es nueva, fue puesta a consideración en 2005, pero ahora debe ser evaluada bajo nuevas circunstancias, pues ha habido crímenes en masa en Siria", urgió.

La propuesta francesa sucede luego de que tanto Rusia como China han bloqueado en tres ocasiones resoluciones del Consejo de Seguridad que tenían como objetivo condenar la violencia en Siria y abrir la puerta para la imposición de sanciones económicas al gobierno.

En ese sentido, Hollande se pronunció porque la resolución que contempla actualmente el Consejo de Seguridad para que el gobierno de Siria ceda su arsenal químico debe ser legalmente vinculante y contener la mención a sanciones en caso de incumplimiento.

En su intervención en la Asamblea General, Hollande también aseguró que desde su inicio en marzo de 2011 la cifra de muertos en el conflicto en Siria asciende a 120 mil personas, en tanto que la ONU ha mantenido su estimación en 100 mil.

El mandatario francés se pronunció además por fortalecer la capacidad de investigación del secretario general de la ONU, tal como en el caso del uso de armas químicas en Siria, a fin de que el Consejo de Seguridad cuente con más herramientas para sustentar sus decisiones.