Diputados impulsarán combate efectivo a la pobreza y marginación

La Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados aprobó su plan de trabajo 2013-2014, el cual tiene por objeto fortalecer el desarrollo productivo y social e impulsar el combate efectivo de la pobreza y la marginación.

Además, busca promover el diálogo entre poderes y fuerzas políticas; realizar las modificaciones legales necesarias para la política social del Estado, mediante la actualización de la legislación que regula las acciones de gobierno, y analizar, revisar y dar seguimiento a las políticas y programas de desarrollo social.

Asimismo, organizar el seguimiento del gasto social, al dividir al país en cinco regiones, y al crear un grupo de trabajo legislativo en cada una de ellas, para rastrear el ejercicio de los recursos de los programas sociales en las entidades federativas.

El plan también tiene por objeto la promoción de mayor transparencia, rendición de cuentas e imparcialidad en el diseño y en la aplicación de dichos programas.

En sesión de trabajo, el presidente de la comisión, José Alejandro Montano Guzmán, mencionó que se proponen cinco ejes estratégicos: atención al rezago legislativo; impulso de la transparencia y rendición de cuentas en la política social, y promoción de la vinculación con la sociedad.

Los otros dos ejes son: definición, ejercicio y control presupuestario, así como desarrollo de estudios en una serie de temas prioritarios relacionados con la materia.

Explicó que el plan de trabajo busca que los integrantes de la instancia legislativa que preside tengan movilidad y presencia en sus estados y puedan ser una especie de auditores de los delegados de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

De igual forma, dijo, plantea llevar a cabo proyectos vinculatorios para elevar la calidad de vida de comunidades en situación vulnerable y que los legisladores representen a la comisión en los eventos oficiales en las entidades federativas.

Durante la reunión, el perredista José Luis Esquivel Zalpa solicitó que se incluyera en el programa dar seguimiento a los resultados que ha tenido la Cruzada contra el Hambre, presentada por el gobierno federal en enero pasado, y que pretende beneficiar a 7.4 millones de mexicanos en su primer año de aplicación.