Emiten recomendaciones a periodistas en cobertura de desalojos

La Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas emitió una serie de recomendaciones a periodistas para cubrir desalojos.

Entre éstas están mantener la prudencia; no discutir con los manifestantes y tampoco erigirse como activista social y en caso de que exista una detención "es importante cooperar y evitar golpes".

Lo anterior se deriva ante un supuesto enfrentamientos entre maestros disidentes con simpatizantes del secretario general de la Sección 32 del SNTE, Juan Nicolás Callejas Roldán, por recuperar la sede sindical la madrugada de este martes.

En entrevista, el periodista Jorge Morales, integrante de esa comisión, dijo que es importante cooperar con las autoridades policiacas. "porque un periodista que pretende pelearse con un granadero tiene la causa perdida".

Es importante, dijo, ser prudente "porque un periodista no necesita meterse a mitad de una familia de granaderos para sacar buenas fotos y si se mete es evidente que puede haber un riesgo hacia su persona; se tienen que buscar zonas diagonales o puntos seguros para cubrir los eventos; gratuitamente no hay que arriesgarse".

Dijo que es importante no discutir con quienes participan en el desalojo "porque si discuten es evidente que habrá riesgo".

Tampoco debe erigirse como activista social, "sé que muchos simpatizan con algunas causas, pero nosotros no podemos defender ninguna causa ni de la parte oficial como la no oficial, tenemos que ser muy neutros de tal suerte que no debemos de involucrarnos".

-¿Qué pasa cuando es detenido el periodista?, se le inquirió.

-Una de las cosas es no poner resistencia, porque es imposible librarse de los captores, porque se puede generar mayor violencia y agresión si se opone resistencia, y lo único que se puede hacer es enfrentar la situación con calma, porque si se bloquea por su estado de ánimo ni siquiera sabrá donde lo llevaron.

El pasado 13 de septiembre en el desalojo de maestros por parte de elementos de seguridad pública, periodistas que cubrían el hecho fueron lastimados y detenidos.