Aumenta a 46 la cifra de muertos por terremoto en Pakistán

La cifra de muertos por el terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter en la provincia de Baluchistán, en el suroeste de Pakistán, se elevó hoy a 46, mientras más de 100 personas resultaron heridas y numerosas casas quedaron destruidas.

La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres de Pakistán confirmó que la mayoría de víctimas, incluidas mujeres y niños, ocurrió cuando sus viviendas se derrumbaron en los distritos de Awaran y Kech.

El gobierno de Baluchistán ha enviado unas mil tiendas de campaña, 500 bolsas de alimentos, medicinas y 15 ambulancias hacia los distritos de Awaran y Jan Buledi, reportó el diario paquistaní Dawn en su página web.

Los hospitales de la región se encuentran en alerta máxima ante la posibilidad de que aumente considerablemente el número de afectados, mientras cientos de soldados fueron enviados a las zonas más devastadas para buscar a posibles sobrevivientes.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, quien se encuentra en Nueva York en la Asamblea General de las Naciones Unidas, envió sus condolencias a las familias de las víctimas y pidió al ejército esforzarse por ayudar a la población afectada.

El movimiento telúrico se produjo a las 16:29 horas paquistaníes (11:29 GMT) a unos 100 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Khuzdar, en la provincia de Baluchistán, a una profundidad de 15 kilómetros, de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Además de Baluchistán y su capital, Quetta, el terremoto fue sentido en localidades de la limítrofe provincia de Sindh y en su capital Karachi, la ciudad más poblada del país con 18 millones de habitantes, así como en zonas de la vecina India.

Según informes de la televisión paquistaní, varias réplicas, una de ellas de 5.9 grados en la escala de Richter, se han sentido en Baluchistán, incluyendo Quetta.

En abril pasado, un sismo de 7.8 grados en la escala de Richter ocurrió en el sureste de Irán, cerca de la frontera con Baluchistán, provocando la muerte de 41 personas, 40 de ellas en una localidad paquistaní fronteriza con Irán.

Pakistán se encuentra ubicado en una zona sensible en la que confluyen tres importantes placas tectónicas -la india, la eurasiática y la arábiga-, por lo que los movimientos telúricos son muy frecuentes, especialmente en Baluchistán.