Refuerza española Telefónica posición en Telecom Italia

Telefónica alcanzó un acuerdo con sus socios italianos, Mediobanca, Intesa Sanpaolo y Generali, para mantener su pacto de accionistas en torno a Telecom Italia y reforzar el balance de Telco, sociedad conjunta que controla 22.4 por ciento de la operadora.

De acuerdo con un comunicado de Telefónica, el acuerdo contempla una ampliación de capital en Telco, mediante la puesta en circulación de acciones de la serie C, sin derecho a voto, que suscribirá Telefónica por un importe total de 324 millones de euros (436.8 millones de dólares).

En paralelo, la multinacional española asumirá el 70 por ciento de un bono de Telco, que pagará con acciones de autocartera por importe de 424 millones de euros (571.6 millones de dólares).

De esta manera, la compañía española eleva al 66 por ciento su participación en Telco, aunque mantiene invariable su posición del 46.2 por ciento en lo relativo a derechos de voto.

En una segunda fase, sujeta a la obtención de las correspondientes autorizaciones regulatorias, Telefónica podrá elevar al 70 por ciento su posición en Telco y tendrá una opción, tanto para convertir los títulos de la clase C en acciones ordinarias con derecho a voto, como para adquirir a sus socios italianos el resto de las acciones de Telco.

El documento indicó que la operación de ampliación de capital sin derecho a voto en Telco, aprobada por los respectivos Consejos de Administración, aporta estabilidad al accionariado de Telecom Italia, manteniendo la independencia de la compañía.

En este sentido, Telefónica comprometió con sus socios a no elevar su participación en Telecom Italia y a seguir absteniéndose de participar o influir en aquellas decisiones que afecten a los mercados en los que ambas compañías están presentes.

De esta manera, Telefónica renovó su compromiso de contribuir al desarrollo de Telecom Italia en su mercado doméstico, con sinergias y compartición de las mejores prácticas.

Al tiempo, la renovada estabilidad accionarial en la compañía italiana permitirá a la misma explorar las opciones estratégicas más idóneas para la recuperación de su flexibilidad financiera, apuntó.

Aseguró que la materialización del acuerdo no modifica los compromisos adquiridos por Telefónica con los mercados en cuanto a la reducción de deuda por debajo de los 47 mil millones de euros (63 mil 300 millones de dólares) al término del ejercicio, ya que el diseño de la operación permite que no tenga impacto negativo en el endeudamiento de la compañía.