Sorprende a presidente de frontón separación de FMN de Codeme

Como una auténtica sorpresa, así calificó el presidente de la Federación Mexicana de Frontón (FMF), Eduardo Villegas González, la decisión que en días pasados tomó la Federación Mexicana de Natación (FMN) de desafiliarse de la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme).

En entrevista, el titular de la FMF destacó que "esto fue algo que ninguna federación deportiva pensó que llegaría a pasar, porque con la reestructuración que se pretende hacer en el seno de Codeme independientemente de que sepamos que no se tiene ciertas facultades a nivel nacional, hay que esperar a ver qué pasa con esta decisión".

Villegas González reiteró su respeto a la determinación que tomó el Consejo Directivo y recordó que a pesar de los cambios que está sufriendo dicha institución nunca pensó que algo así pudiera llegar a pasar.

"Nunca imaginé que podría llegar a pasar esto pero insistió en que se respeta dicha decisión, además de que hay que recordar que Codeme no podrá desaparecer como Asociación Civil que es".

Comentó que el organismo a su cargo lleva una muy buena relación con la Codeme, "tendría que pasar algo excepcionalmente grave para que nosotros pudiéramos tomar la misma actitud".

Asimismo, indicó que "sopesaría aceptar si me invitaran a ser parte del nuevo Consejo de Codeme, pues la Federación tiene en puerta compromisos muy importantes ya pactados con la Federación Internacional de Pelota Vasca".

Asimismo, Villegas comentó que "en este momento es muy difícil poder dimensionar el alcance de la decisión que tomó la FMN".

"Pero por el hecho de ser uno de los organismos más fuertes que hay en México y tomando en cuenta la representatividad que tiene en el ámbito nacional como internacional, esto es un parte aguas y convertirse en un aspecto en el que se vean inmiscuidas el resto de las federaciones deportivas nacionales y ver qué rumbo tomar".

Sobre el Torneo de Cesta Punta que se disputará a partir del próximo miércoles en el frontón del real Club España de la Ciudad de México, Villegas señaló que si bien la escuadra mexicana no parte como favorita al título, la sede puede ayudar.

Explicó que "el hecho de ser una cancha más chica (48 metros de largo) puede ayudar a que el conjunto anfitrión pueda dar la sorpresa y llegar a la final".

Finalmente, comentó que a pesar de ser seis metros más pequeña que las canchas que hay en el resto del mundo, "la Federación Internacional de Pelota Vasca (FIPV) ha avalado y certificado este terreno de juego, ya que es muy noble con los pelotaris que juegan en él".