Resaltan "necesidad urgente" de reivindicar la figura de Elena Garro

A 50 años de que fuera publicada la novela "Los recuerdos del porvenir" hay una "necesidad urgente" de reivindicar definitivamente la figura de su autora, Elena Garro, opinó hoy aquí la investigadora de la Universidad de Nuevo México, Patricia Rosas Lopátegui.

"Creo que en los últimos años ha habido una mayor apertura y se puede hablar sin restricciones sobre la obra y vida de Elena Garro, pero existe todavía la necesidad urgente de reivindicar su figura", declaró la experta a Notimex tras participar en una mesa redonda sobre la escritora en la embajada mexicana en Roma.

Opinó que no basta solamente publicar su obra, como ya se hace, sino que también se requiere que Garro sea reconocida como una de las autoras fundamentales del llamado "boom" literario latinoamericano.

Recordó que ese "boom" oficialmente nació en 1963, cuando fue publicada "Los recuerdos del porvenir", por lo que, entonces, Garro fue una pionera del llamado "realismo mágico", pues esa novela la tenía escrita desde al menos una década antes.

Dijo que la obra representa un parteaguas dentro de las letras universales tanto porque inicia el realismo mágico en la literatura hispanoamericana, como porque Garro desmitifica a la Revolución mexicana.

Por ello, Rosas Lopátegui consideró que es necesario que la obra de Garro se convierta en lectura obligatoria en las escuelas.

Las autoridades deben "llevar a cabo esa verdadera reivindicación, que sería el que Elena Garro se convierta en lectura obligatoria en las secundarias, como lo son Juan Rulfo o Carlos Fuentes", anotó.

También, dijo, es hora de acabar con la "leyenda negra" de que Garro complotó contra el gobierno mexicano durante el movimiento estudiantil de 1968 y de que, a la vez, delató a los principales intelectuales de la época como instigadores de la revuelta.

"La prensa fue manipulada para eliminar a Garro de la vida cultural mexicana. Cuando fueron desclasificados documentos de la Dirección Federal de Seguridad aparece que Elena Garro tenía el teléfono intervenido, que era espiada porque formaba parte del movimiento disidente de Carlos Madrazo", resaltó.

Afirmó que el gobierno de entonces creo toda esta parafernalia en su contra para marginar a la que considera como "la escritora mexicana más importante del siglo XX y de lo que llevamos del XXI".

Durante la mesa redonda, Rosas Lopátegui resaltó la "difícil" relación que la escritora mantuvo con su marido, el premio Nobel, Octavio Paz, quien en un primer momento obstaculizó su carrera literaria, pero que al final la apoyó en la publicación de "Los recuerdos del porvenir".

"Elena se arrepintió casi inmediatamente de haberse casado con Paz", aseguró.

En el acto en la embajada mexicana en Roma también participaron las expertas Rocío Luque, de la Universidad de Udine y traductora de "Los recuerdos del porvenir" al italiano, y la catedrática de la Universidad di Roma Tor Vergata, Laura Silvestri.