Piden aplicar sistema penitenciario con visión de rehabilitación

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en México, Antonio Mazzitelli, demandó aplicar en el país una política penitenciaria con una perspectiva de rehabilitación, que siempre tenga en cuenta el respeto a la dignidad y los derechos humanos.

Al entregar a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) las observaciones de la especialista de la ONU Piera Barzano sobre la reforma penitencia, señaló que buscan coadyuvar a que el Distrito Federal cuente con leyes que vayan a la vanguardia en todo lo relacionado con la seguridad, la justicia y la prevención.

"Necesitamos una carrera penitenciaria, es decir que los operadores que trabajan adentro de las cárceles tengan la formación y la carrera adecuada; no se puede seguir implementando dentro de las prisiones modelos fundados en la administración de la violencia", aseveró.

Mazzitelli sostuvo que para la UNODC "cuando se habla de lucha, seguridad y justicia es fundamental hablar de prisiones con una perspectiva de rehabilitación y una mirada que siempre tenga en cuenta el debido respeto de la dignidad y de los derechos humanos".

A su vez, la asambleísta Olivia Garza de los Santos indicó que las observaciones de Piera Barzano serán incorporadas a la iniciativa de Ley de Centros de Reclusión, pues se pretende dotar a la ciudad de México de leyes que sean realmente funcionales para la sociedad.

Señaló que dicha ley "está enfocada en abatir todas las corruptelas que existen en la ciudad de México", y que "es una reforma encaminada hacia el nuevo sistema penal acusatorio donde la presunción de inocencia será el elemento fundamental", enfatizó la panista.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la ALDF, Antonio Padierna Luna, precisó que se requieren aproximadamente 10 mil millones de pesos para establecer el nuevo sistema de justicia penal.

Por ello, perredista pidió al gobierno federal que asigne el presupuesto suficiente a la ciudad de México y se pueda continuar con la aplicación del sistema de justicia penal, y explicó que la nueva Ley de Reclusorios crea parte del marco jurídico que requiere la nueva figura.