Modifica ligeramente Banamex estimación de tipo de cambio

Grupo Financiero Banamex modificó al alza su perspectiva para el tipo de cambio de 12.6 a 12.7 pesos por dólar para el cierre de 2013, ante la mejoría de la economía mexicana en el segundo semestre y la aprobación de reformas.

La Coordinación de Estudios Económicos y Sociales de la institución refirió que la expectativa de una recuperación de la actividad económica en la segunda mitad del año y los posibles avances adicionales en materia de reformas estructurales apuntaría a un peso más fortalecido.

No obstante, señala, los mercados probablemente ya han internalizado buena parte del efecto positivo de las reformas estructurales.

Por otro lado, señala, la postura acomodaticia recientemente adoptada por Banco de México (Banxico) y la perspectiva de un nuevo recorte de 25 puntos base en octubre, acota el margen de apreciación cambiaria.

De ahí que, subraya, "anticipamos niveles de 12.7 pesos por dólar en lugar de 12.6 pesos por dólar, y de 12.4 desde 12.3 pesos por dólar para los cierres de 2013 y 2014, respectivamente".

En su opinión, el dólar ha perdido terreno en los mercados cambiarios desde un poco antes que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) sorprendiera a los mercados con su decisión de mantener el mismo ritmo de estímulos monetarios.

De hecho, agrega, en las últimas semanas, las monedas emergentes han ganado terreno luego de depreciarse de manera considerable entre mayo y agosto.

Adicionalmente, el que la Fed haya postergado el anuncio de disminución del ritmo de compra de activos, llevó a un incremento el apetito por el riesgo en los mercados.

De ahí, destaca, los mercados emergentes recuperaron su atractivo -aunque recientemente ha destacado cierto deterioro en algunos de sus fundamentales económicos como su déficit público y en cuenta corriente, aunque continúan desempeñando un papel importante-, destaca.

Así, reitera, "tomando en cuenta este nuevo equilibrio de fuerzas, nuestro escenario de tipo de cambio no sufre modificaciones sustanciales".

En este contexto, aclara, no se cree que el reciente desempeño relativo sobresaliente del peso mexicano implique que éste tendrá un significativo fortalecimiento en el corto plazo.

Considera que una política monetaria más acomodaticia por parte de la Fed representa un aliciente para los mercados emergentes en general y locales en particular.