Pide OMC más participación de gobiernos para destrabar Doha

El director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, advirtió que para lograr un avance real en la conferencia ministerial en Bali será necesario que los gobiernos resuelvan cuestiones políticas.

"Muchas de las cuestiones de Bali pendientes son políticas y las capitales deben participar de manera constante", dijo ante el Comité de Negociaciones Comerciales, ante la conferencia que se realizará del 3 al 6 de diciembre.

Azevêdo, enfrenta el enorme reto de lograr destrabar las negociaciones de la Ronda de Doha que buscan liberalizar el comercio mundial, las cuales se encuentran estancadas desde hace más de una década.

"La Conferencia Ministerial de Bali tendrá lugar dentro de unas 10 semanas. Tenemos que acelerar nuestras negociaciones y trabajar más intensamente'', refirió el diplomático brasileño.

"No se puede subestimar la absoluta necesidad de un esfuerzo concertado y más político. Quiero que las capitales participen de manera constante, y transmitiré este mismo mensaje a los ministros'', refirió.

"Necesitamos una terapia de choque. No podemos permitirnos fracasar (en Bali) si vemos la situación económica del mundo, pero también por la credibilidad de esta organización", subrayó Azevêdo quien se encuentra presionado por el poco tiempo que falta para la reunión ministerial.

Según afirmó en un encuentro con la prensa celebrado en la sede del organismo, el resultado de la ministerial dependerá del éxito de las negociaciones que tendrán lugar el próximo 31 de octubre en Ginebra.

Esta es la fecha en la que los países miembros deberán concluir "con la parte central de nuestras negociaciones".

Azevêdo espera que para finales de octubre las negociaciones "tendrán que haber avanzado en todos los ámbitos".

Los principales puntos de desacuerdo se relacionan a cuestiones sobre agricultura que demandan los países menos favorecidos, otros en materia agrícola, así como un acuerdo sobre facilitación del comercio que se espera cerrar en Bali.