Habrá continuidad para Latinoamérica con resultado electoral alemán

Los resultados de las elecciones en Alemania son para América Latina una señal de continuidad, afirmó el director para Latinoamérica del Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales, Bert Hoffmann.

En entrevista con Notimex, indicó que la salida del Ministerio de Asuntos Exteriores del jefe de la diplomacia alemana, Guido Westerwelle, no significará mucho para la región.

Con ello se refirió a la salida del gobierno del Partido Liberal (FDP), que en las elecciones de este domingo no consiguió reunir el cinco por ciento mínimo para pasar al Bundestag y continuar en la escena política del país.

Guido Westerwelle, quien es el Ministro alemán de Asuntos Exteriores, tendrá que dejar por ello su puesto cuando se forme el nuevo gabinete.

"La política exterior de Alemania ya está siendo conducida desde hace un tiempo por la misma Merkel y por lo tanto habrá continuidad. Es posible que ahora el Ministerio de Asuntos Exteriores pase ahora a otro partido, tal vez a los socialdemócratas, pero la política exterior alemana está muy bien definida y la línea es de continuidad", dijo.

"Siempre habrá matices pero la política alemana respecto a Latinoamérica se inserta ya a un nivel alto porque los intereses exportadores de Alemania no van a cambiar", apuntó.

"La zona del euro no está creciendo como antes y Alemania tiene que buscar ahora con mas énfasis mercados en crecimiento como latinoamericano", anotó.

El politólogo dijo que la región pertenece actualmente a los intereses vitales de la industria alemana. "No obedece a un ministro en particular sino que hay toda una lógica por encima de esa línea de política exterior".

Refirió que como politólogo le sorprendió el elevado nivel de apoyo que obtuvo la canciller federal, Angela Merkel, en momentos en que Europa está inmersa en una grave crisis, especialmente en el sur del continente, y que pone en peligro el proyecto europeo.

"El otro aspecto sobresaliente de las elecciones de ayer es que la Socialdemocracia no ha podido ganar a pesar de que hay muchos alemanes que se preocupan por la justicia social. En cambio, el partido La Izquierda si se ha consolidado como fuerza política de menor rango. Se está consolidando como una Socialdemocracia hacia la izquierda", apuntó.

Manifestó que Alemania tiene ahora un sistema partidista mas complejo pero con un liderazgo de Merkel que ha resultado ser bastante mas fuerte de lo que se había esperado.

El Director para Latinoamérica del Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales consideró que el fuerte surgimiento del partido de derecha antieruopeo Alternativa para Alemania (AfD) no tiene mucho futuro. Habrá que preocuparse siempre de los partidos de derecha cuando tienen matices extremos, dijo.

"Sin embargo, no es un partido homogéneo de extrema derecha sino captó el descontento procedente de diversas partes del electorado alemán. Los análisis han mostrado que incluso AfD recibió votos de electores de La Izquierda. Fue un voto de protesta pero no creo que tenga la estructura sólida de partido".

Puso de relieve que le sorprendería mucho si en las próximas elecciones en 4 años mas, AfD todavía está presente como ahora. "Angela Merkel ha movido a la CDU mucho hacia el centro sobre todo en temas sociales. Ha dejado espacio a la derecha pero debe cuidar de no dejarles tampoco demasiado espacio, como lo demuestra la creación de AfD", subrayó.

Manifestó que las elecciones de ayer en Alemania demostraron que éstas se ganan en el centro y todo indica que la CDU va a continuar con un curso moderado hacia el centro y hacia la derecha.

Hoffmann dijo que otro aspecto sobresaliente de los comicios de ayer fueron los resultados diferentes que hubo en el oriente y en el occidente de Alemania.

"La CDU está al mismo porcentaje de votantes en los dos sectores del país, mientras que la Socialdemocracia tiene un déficit tremendo en el oriente del país", consideró.

Comentó que en esa región, el Partido La Izquierda si juega el papel de un rival muy fuerte de la Sociademocracia con un elevado porcentaje de voto de 20 por ciento y difícilmente lo recuperará pronto.