Participan mexicanos en conferencia de negocios de Bratislava

La III Conferencia Cumbre de Negocios inició hoy en Bratislava, capital de la República de Eslovaquia, con la asistencia de delegaciones de 16 países, entre las que destaca la de México con más de 100 participantes.

El director de ProMéxico en Europa Central y del Este, Alemania, Suiza, Turquía y Rusia, Erwin Feldhaus, dijo a Notimex desde la capital eslovaca que la asistencia al evento, a concluir el jueves próximo, es de 330 personas.

Entre los mexicanos presentes en Bratislava, alrededor de 100 provienen de México y a ellos se sumaron los que ya están establecidos con sus negocios en Europa, como las empresas Nemak, Biokinko y Seisa, entre otras.

"El 60 por ciento de las personas registradas son empresarios, el 15 por ciento son proveedores de servicios, 15 por ciento universidades y el 10 por ciento del sector público", dijo Feldhaus.

Entre ellos hay representantes de clústers automotrices de Bavaria (Baika), de Monterrey (Claut) y el de Serbia, de centros de investigación como el instituto alemán Fraunhofer y universidades como el Tecnológico de Monterrey, así como el consorcio europeo de la industria aeronáutica y aeroespacial EADS.

La conferencia es una plataforma para que los empresarios, instituciones y clústers se pongan en contacto con sus contrapartes con el fin de establecer nuevos vínculos de negocios y poner en marcha o afinar sus planes de internacionalización.

Las compañías pequeñas y medianas necesitan un ecosistema de proveedores, que se integra de instituciones académicas, de centros de capacitación de técnicos, gobiernos, empresas y clientes.

Todo eso conforma un clúster, en el que hay proveedores como lo son despachos de abogados, empresas de construcción, de logística, contadores, consultores, toda la gente que puede ayudar a esas firmas a ejecutar sus planes.

Las empresas grandes pueden hacer eso por su cuenta pero las pequeñas y medianas necesitan apoyo, por lo tanto para ellas se necesita realizar un esfuerzo colaborativo, mencionó Feldhaus.

Todos los anteriores son los eslabones de la cadena y la Conferencia Cumbre de Negocios es el foro para ponerlos en contacto, expresó.

En el marco de esa plataforma de negocios se llevan a cabo encuentros bilaterales entre empresas en Bratislava, con el fin de que se pongan en contacto, y el evento deja espacio para intercambiar ideas y propuestas de negocios.

Como resultado de estos contactos, los clústers automotrices Claut, de Monterrey, y Baika, de Bavaria, elaboran un acuerdo de cooperación que permite que las empresas que pertenecen a uno de esos conglomerados tengan acceso para contactar con las compañías que pertenecen al otro.

Feldhaus aseveró que el proceso de internacionalización de una empresa se lleva a cabo a mediano y largo plazos, es un proceso exploratorio y cada firma tiene que encontrar su camino.

La Conferencia les proporciona el foro para hacerlo. Como esos hay otros 10 contactos entre empresas mexicanas y europeas que se están cristalizando, subrayó.