Fue Mutis una de las voces más universales de la literatura en español

Autoridades culturales y colegas lamentaron la muerte del escritor Álvaro Mutis, quien falleció ayer en esta ciudad, a los 90 años de edad, y cuyos restos serán velados a partir de las 10 horas, en una funeraria de San Jerónimo, en el sur de la capital mexicana.

El titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, envió sus condolencias a la familia Mutis, conformada por su esposa Carmen y sus hijos.

En un mensaje de "Twitter", difundido por el Consejo, también expresó su solidaridad con el autor colombiano Gabriel García Márquez, por el fallecimiento de su amigo más entrañable.

En otro comunicado, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) externó su pesar por el deceso del autor de origen colombiano, a quien recordó como "una de las voces más universales de la literatura hispanoamericana".

Mientras que el escritor, poeta y catedrático Hugo Gutiérrez Vega, en declaraciones a Conaculta, ponderó el legado de su colega, a quien definió como un hombre ingenioso, de gran sentido del humor y sobre todo, muy culto.

"Fue un hombre muy ingenioso, muy amable, muy educado, con un gran sentido del humor, a pesar de la enfermedad que lo hacía temblar constantemente y, por lo tanto, debería tener un humor endemoniado, pero no, siempre se mantuvo optimista, viendo la vida, caminando la vida y gustando de ella", refirió Gutiérrez Vega.

Asimismo, destacó que fue un hombre erudito, "que sabía mucho de muchas cosas, sobre todo de Literatura y de Historia de la literatura, aunque también de política y de sociología, aunque en esto fue bastante conservador, decía que la última buena noticia que le interesó en política, fue la caída de Constantinopla a manos de los turcos".

De la obra de Mutis, aseguró que la importancia de ésta radica en que logró describirla antigua Colombia de los propietarios rurales y que creó personajes emblemáticos como "Maqroll", el Gaviero.

"Yo diría que es de los principales escritores colombianos de nuestro tiempo y latinoamericanos, fue además un maestro, el personaje de "Maqroll", el Gaviero, es uno de los iconos centrales de la poesía latinoamericana contemporánea", apuntó.

Gutiérrez Vega agregó que además de que Mutis fue un escritor de gran envergadura tuvo como gran virtud "no creerse importante, a pesar de haber creado a ese personaje tan emblemático que es un alter ego, que es y no es, el mismo Álvaro Mutis".

"Maqroll", apuntó, es uno de los personajes más conocidos, ya que los libros de poesía del colombiano han sido traducidos a varios idiomas "y lo que a todo el mundo le interesa, quién es "Maqroll", de dónde viene y a dónde va".

Álvaro Mutis (1923-2013) nació en Bogotá, Colombia, no obstante sus primeros años de vida transcurrieron en Bélgica, por lo que cursó estudios en Bruselas.

Tras la muerte de su padre, en 1931, regresó a Colombia y con tan sólo 18 años contrajo matrimonio con Mireya Durán, con quien tuvo tres hijos.

En 1942 para ganarse la vida comenzó a trabajar en la emisora de radio "Nuevo Mundo" y después pasó a ser publirrelacionista de varias empresas como Standard Oil, Columbia Pictures y Esso, esta última lo demandó debido a que ciertas cantidades de dinero que debían ser asignadas a obras de caridad y Mutis las usó en aventuras culturales, lo que lo impulsó en 1956 a viajar a México.

A los tres años de su llegada, las demandas en su contra fueron efectivas y fue recluido en la cárcel de Lecumberri durante un año y tres meses, experiencia que plasmó en "Diario de Lecumberri".

Su producción literaria arrancó en 1948 con "La Balanza", a la que le seguirían "Los elementos del desastre", "Diario de Lecumberri", "La mansión de Araucaima", la famosa novela "La nieve del Almirante" y "Llona llega con la lluvia", esta última la cual le valió la Medalla de la Orden del Águila Azteca.

"Un bel morir" (1989), "La última escala de Tramp Stamer" (1989) y "Amirbar" (1990), son otras de sus novelas.

A lo largo de su carrera fue merecedor de diversos reconocimientos tales como: el Premio Xavier Villaurrutia, la Orden de las Artes y las Letras en el Grado de Caballero, el Premio Nonino, el Príncipe de Asturias, en España y el Premio Cervantes.