La UAM rechaza paro de actividades de la semana pasada

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) rechazó la medida tomada por algunos alumnos que impidieron las actividades académicas y administrativas del 18 al 20 de septiembre pasados en las unidades Azcapotzalco, Iztapalapa y Xochimilco.

En un comunicado, condenó además las transgresiones a la legislación nacional y universitaria por los daños causados en sus instalaciones.

Refirió que en esos días, un significativo número de miembros de la comunidad universitaria manifestaron su inconformidad, porque esos actos de fuerza son contrarios al espíritu universitario.

"Perturban el desarrollo de las actividades escolares, ponen en grave riesgo investigaciones que se realizan en laboratorios y enturbian el ambiente académico", manifestó.

Señaló que esta casa de estudios tiene como una de sus políticas institucionales desarrollar en los alumnos la capacidad para contribuir a la solución de problemas nacionales.

Ello, continuó, fomentando su sentido de responsabilidad social y vocación de servicio a la comunidad, por lo que no existen cortapisas para el estudio, análisis, discusión y la libertad de expresión sobre todos los temas y todas las ideas.

Por consiguiente, en sus espacios no debe haber lugar para la intransigencia y mucho menos para la imposición, por la fuerza, de planteamientos que intenten doblegar los principios universitarios y vocación como casa abierta al tiempo, remarcó.

En ese tenor, la UAM añadió que en el inicio de las conmemoraciones por los 40 años de su existencia celebrará los resultados y productos de la investigación, la docencia y la preservación y difusión de la cultura que la colocan como una institución de vanguardia, que responde a la confianza de México.